Lunes, 17 de Mayo de 2010

Guardiola: "Les debemos una"

Guardiola se acuerda de la final de la Liga de Campeones que se juega el sábado en el Bernabéu

RUT VILAR ·17/05/2010 - 08:00h

AFP - Pep Guardiola se dirige a la afición azulgrana en el Camp Nou.

Sus primeras palabras en el festejo fueron de agradecimiento a los siete años de presidencia de Joan Laporta. Y las de su rueda de prensa, muchos minutos más tarde, de reconocimiento al Madrid. "Quiero felicitar al entrenador y jugadores del Real Madrid porque han sido un digno rival; nosotros no hubiésemos conseguido 99 puntos sin ellos y ellos no hubiesen alcanzado los 96 sin nosotros", se arrancó Pep Guardiola, radiante, ante los medios. Y en un par de ocasiones insistió: " Felicito al entrenador y a los jugadores porque a veces confundimos su potente altavoz mediático con los protagonistas. Y el Real Madrid son Casillas, Arbeloa, Xabi Alonso, Raúl, Pellegrini y compañía".

Luego, una vez mostrado su respeto al rival, continuó con los elogios hacia los suyos: "Ha sido un año muy duro, empezamos luchando ya por las supercopas, luego nos tocó un grupo muy fuerte en la Champions, y por pequeñas cosas nos quedamos fuera de la final. Ahora le debemos una a la hinchada", señaló, el de Sant-pedor, como ya hiciera antes desde el césped. Entonces, Xavi le interrumpió al grito de: "¡Barça, Barça!", desde la zona de vestuarios.

Guardiola sonrió, y prosiguió con el asalto fallido al Bernabéu: "Le pongo al equipo una nota muy alta, pero nos falto la guinda". Y, volviendo a la Liga, apuntó para la sorpresa de los allí presentes: "Creo que el punto ante el Espanyol en Cornellà ha sido el que nos ha dado el campeonato. Tras salir de allí con el empate, tuve esa sensación".

El técnico, feliz y orgulloso, reconoció que lo hecho por su equipo los dos últimos años es "lo mejor" que ha visto en su vida. "Y a mucha distancia; irrepetible", admitió. ¿El secreto? "Uno de ellos, la ambición". El otro "ya lo dijo Estiarte durante la celebración. En este vestuario hay muy buena gente, esa es la gracia", resumió el entrenador.

Y, echando la vista atrás, destacó: "Estoy muy contento de cómo respondió el grupo cuando nos eliminaron de Europa. No puedo más que agradecer el trabajo de mis jugadores".

Como ya hiciera en otras ocasiones esta temporada, Guardiola pidió respeto para sus futbolistas: "No hacemos bandera de lo ganado, pero llevamos mucho tiempo oyendo cosas que... Sus altavoces son muy grandes, pero nosotros hemos ido a lo nuestro", apuntó en referencia a la campaña que hicieron algunos medios con el denominado Villarato. Y continuó: "Hay que tener respeto por estos jugadores que han hecho lo que han hecho estos dos años".

Orgulloso de la hinchada

"La felicidad se consigue por lo que uno gana, no por el mal de los demás", terció Iniesta. "Hemos ganado la Liga por méritos y porque la hemos peleado hasta el final", añadió el de Fuentealbilla tras revelar que pidió a Guardiola que le permitiera jugar ayer, aunque fuera sólo unos minutos.

Además de piropear a sus futbolistas, el entrenador azulgrana hizo lo propio con la hinchada: "En algunos momentos en este club ha parecido que la gente sólo venía a apoyar al equipo cuando se ganaba. Pero esta vez hemos conseguido tener unas 70.000 personas a nuestro lado en cada partido. Nos hemos sentido muy apoyados". En este punto coincidieron la mayoría de los jugadores en sus parlamentos.

Pichichi y Zamora

Tras la ducha, los futbolistas, ya pensaban en el año que viene. "Vamos a por lo siguiente, el equipo volverá a pelear por todo; no hay duda", espetó Iniesta. "Hemos estado a la altura de las circunstancias con un fútbol incluso mejor que el de la temporada pasada", añadió Valdés. "Hemos vivido momentos preciosos y no nos cansaremos de intentar vivirlos de nuevo", advirtió el meta, que sumó ayer su tercer Zamora.

"En dos años, 203 tres goles, con esto está todo dicho. Y mucho rigor y solidaridad en el trabajo defensivo", apuntó Pep cuando le preguntaron por el portero y por Messi, el Pichichi. "Pero saben que todo es gracias al grupo", concluyó.