Lunes, 17 de Mayo de 2010

Lluvia de créditos a consejeros de las cajas antes de las fusiones

La cuantía concedida en 2009 se elevó a 145 millones. Las mayores operaciones siguen en manos de empresarios con presencia en los consejos de entidades ahora en proceso de unión

ANA TUDELA ·17/05/2010 - 08:40h

Zafarrancho de combate en las cajas de ahorros. La necesidad de acelerar la reestructuración del sector a base de fusiones y alianzas, de cambiar la ley para limitar el poder político en sus consejos, de permitir al capital privado que opine (con voto) sobre la gestión a cambio de aportar liquidez, tiene al sector inmerso en una auténtica revolución.

La crisis del ladrillo ha tocado con especial dureza a esta parte del sistema financiero español y, aunque la mitad de las cajas ha apretado varios agujeros el cinturón de los créditos que concede a sus gestores en línea con el cierre del grifo que sufren pequeños y medianos empresarios, la otra mitad, casi todas entidades inmersas o candidatas a participar en un proceso de fusión, no sólo no lo ha hecho, sino que disparó en 2009 las cifras concedidas.

Godó y la hermana de Adolfo Domínguez reciben más de 15 millones

Detrás de los números más llamativos vuelven a estar empresarios que ocupan cargo de consejero y, en varias ocasiones, recién llegados al órgano ejecutivo de la entidad.

Entre las cajas que más elevaron el crédito a sus gestores figuran Caixa Galicia y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que incrementaron un 694% y un 575% respectivamente los concedidos en 2009 con respecto al ejercicio anterior, según los informes presentados a la CNMV.

Las cifras de Caixa Galicia, que es además la entidad con mayor volumen absoluto de créditos concedidos al consejo (23,7 millones de euros), se disparan por las operaciones de dos consejeros.

Consejeros del PP disparan un 694% los créditos de la alicantina CAM

En primer lugar figura María José Domínguez, una de las hermanas de Adolfo Domínguez que rompió con la compañía del mismo nombre aprovechando su salida a bolsa y que utilizó el dinero obtenido para crear otro grupo textil: Textil Lonia (incluye las marcas Carolina Herrera y Purificación García). Domínguez recibió en 2009 la autorización de una línea de descuento y otra de comercio exterior por un total de 16 millones, frente a los 1,5 millones de 2008.

Caixa Galicia cerraba la semana pasada el acuerdo para superar el principal escollo en su fusión con Caixanova: el reparto de poder. Textil Lonia ha sido cliente habitual de ambas entidades pero acostumbraba a repartir los riesgos. En 2006, por ejemplo, recibió un crédito de 18 millones liderado por Caixa Galicia, en el que participaba entre otras entidades Caixanova y que vence en 2018. A su vez, Caixanova lidera un crédito de nueve millones en el que participa Caixa Galicia que vence en 2013, según la memoria de 2008 de Textil Lonia presentada al registro.

El otro consejero de Caixa Galicia entre los gestores que dispara el crédito concedido es Alfonso Paz, ex consejero delegado de Pescanova, que obtuvo 6,4 millones, frente a los 900.000 euros de 2008.

Díaz Ferrán recibió más crédito de Caja Madrid pese a sus problemas

La CAM, segunda por volumen de créditos al consejo en 2009, lleva meses sonando como candidata a unirse a otra caja. La semana pasada celebró un consejo para definir sus condiciones de cara a una fusión en vista de que arrecian los rumores que la emparejan con Caja Madrid, Bancaja o Caja Murcia.

En 2009, sus consejeros no perdieron el tiempo, sobre todo los recién llegados. Ginés Pérez Ripoll, empresario alicantino que se sienta desde el año pasado en el consejo a propuesta del Partido Popular, se colocó en tercer lugar del ránking de todas las cajas por volumen de créditos recibidos: 11,4 millones. Su principal firma, de la que dependen otras muchas, es Autonáutica, que ganó un 41% menos en 2007 (521.060 euros), según las últimas cuentas en el registro. En ese mismo año su endeudamiento a corto plazo pasó de 4,5 a 12,2 millones.

Sus actividades son variadas, desde la venta de automóviles Ford (la mayoría para el mismo cliente, explica), Mazda y Jaguar; la explotación de salas de juego a través de Bingo Plaza; negocios inmobiliarios(Europa Center, Benipoli y Terra Consulting) y la estación de servicio Área Elche.

Los créditos de la CAM se dispararon en 2009 debido a las adjudicaciones a este y otros consejeros del PP, como el presidente de la caja, Modesto Crespo, nombrado también el año pasado; el empresario, ex presidente del Hércules y ex presidente por Alicante del PP Aniceto Benito, y Antonio Gil-Terrón.

En tercer lugar se sitúa La Caixa por los créditos concedidos a un único consejero, precisamente el que recibió el mayor volumen de todas las cajas. Javier Godó, vicepresidente de La Caixa, conde de Godó y editor de La Vanguardia, recibió 19,2 millones, casi el doble que en 2008.

José María Arribas, presidente de Caja Burgos y uno de los que ya ocupaba una posición alta en el ránking de 2008, escala posiciones al recibir 8,8 millones, un 33,3% más. Sus cuentas de crédito y préstamos se reparten entre sus empresas Industrias del Alarzón, Basati y Transmisión de Residuos. Caja Burgos va a integrarse con Caja Navarra y Caja Canarias en el proyecto de fusión virtual (SIP) Banca Cívica, que ya ha recibido el visto bueno del Banco de Españapara operar desde julio.

Los habituales

En el cómputo total, los créditos concedidos a consejeros bajan un 27,5% en 2009 respecto al ejercicio anterior, situándose en 145 millones. Pero si se elimina el efecto de los concedidos en 2008 a Santos Llamas (42 millones); Francisco Rubio (27,5 millones); y Gerardo Díaz Ferrán (24 millones) las cifras no varían tanto. Esos créditos ya no se reflejan en los informes de 2009, que muestran únicamente las nuevas adjudicaciones.

Sus protagonistas no dudaron en incrementar la deuda pendiente el año pasado. A Santos Llamas, presidente de Caja España, le fueron concedidos 8,3 millones en 2009, cantidad que le mantiene en el top 5. La operación más abultada es un préstamo a promoción inmobiliaria de 5,13 millones. Llamas es presidente del grupo constructor Carriegos y, hasta 2006, de la aerolínea quebrada Lagun Air.

La caja que preside está en proceso de fusión con Caja Duero, donde otro de los protagonistas de 2008, Francisco Rubio (socio de Llamas en diversos negocios, presidente del Numancia y empresario inmobiliario), vuelve a ser el consejero que recibió más crédito (4,4 millones).

Lejos de estas cifras están los 432.000 euros adjudicados a Díaz Ferrán, ya ex consejero de Caja Madrid, por la entidad madrileña. Lo llamativo del presidente de la CEOE propietario de la quebrada Air Comet, de la aseguradora en liquidación Mercurio y del grupo de viajes Marsans (al borde del abismo también) es que la entidad le concedió dicha cantidad cuando ya había incurrido en impago y a pesar de que los problemas se multiplicaban en su grupo. Además, le permitió utilizar dos millones no dispuestos del crédito de 24 millones de 2008.

La malagueña Unicaja, cuya fusión con Caja de Jaén aprobó en abril el Banco de España y que negocia unirse también a Cajasur, aparece entre las entidades que más prestó debido a los 7,1 millones para empresas del ex presidente del Club de Fútbol Málaga Federico Beltrán.

Ramón Sabater recibió de Caja Murcia crédito por siete millones, más del triple que en 2008. La entidad negocia su unión con Caja Cantabria, Cajastur, Caixa Baleares y Caja Granada, aunque ha vuelto a sonar para unirse a la CAM.

Noticias Relacionadas