Domingo, 16 de Mayo de 2010

Dimite el jefe de la candidatura de Inglaterra al Mundial 2018

Reuters ·16/05/2010 - 15:52h

Las esperanzas de Inglaterra de organizar el Mundial de 2018 se vieron sacudidas el domingo cuando el jefe de la candidatura, David Triesman, dimitió a raíz de un reportaje de un diario en que aparecía realizando acusaciones de soborno a otros rivales para organizar el evento.

El diario 'The Mail on Sunday' publicó el contenido de lo que dijo era una conversación privada grabada en secreto entre Triesman, quien es también el presidente de la Asociación de Fútbol inglesa (FA), y un antiguo ayudante de su época como ministro del Gobierno.

Supuestamente, Triesman sugería que España, con la ayuda de Rusia, estaba tratando de sobornar a árbitros en el Mundial de Sudáfrica del próximo mes.

Fuentes confirmaron que Triesman había dimitido, mientras que los otros responsables de la candidatura inglesa se apresuraron a distanciarse de sus comentarios, diciendo que se habían transmitido disculpas por fax a sus homólogos español y ruso, así como también al órgano rector de la FIFA.

Un portavoz de la candidatura inglesa para el Mundial 2018 dijo que los supuestos comentarios de Triesman no representaban de ninguna de las maneras sus propios puntos de vista.

Triesman, cuya posición como presidente de la FA podría correr ahora peligro, fue citado diciendo que Rusia podría ayudar a España a sobornar a árbitros a cambio de que España retirase su propia candidatura para albergar el Mundial de 2018. La candidatura de Rusia recibió grandes elogios este mes por parte del presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Rusia respondió a través del responsable de su candidatura, que instó a la comisión ética de la FIFA a encargarse de la situación.

"Desde el principio nos hemos comprometido a mantener y respetar las normas éticas y los principios del juego limpio en nuestra campaña para el Mundial", aseguró Alexei Sorokin a Reuters.

"No sé por qué hay tantos rumores relacionados con la candidatura rusa para el Mundial 2018. Quizás porque nos estamos moviendo en la dirección correcta y nuestros rivales nos ven como una fuerza importante, y por ello intentan desbaratar nuestra candidatura".

El recién nombrado ministro de Deportes, Hugh Robertson, afirmó que la decisión de Triesman de dimitir fue la correcta, añadiendo que dudaba que fuera a causar daño a largo plazo a la candidatura de Inglaterra para organizar el Mundial por primera vez desde 1966.

"Es triste para él personalmente, pero la decisión tomada es absolutamente la correcta", indicó Robertson a Sky Sports. "La principal prioridad en nuestro nuevo gobierno es ganar esta candidatura por el país y estoy orgulloso de que hayan actuado con rapidez y decisión", puntualizó el ministro.