Domingo, 16 de Mayo de 2010

La ceniza cierra parte del espacio aéreo británico e irlandés

Reuters ·16/05/2010 - 12:07h

Irlanda cerró el domingo varios de sus aeropuertos y Gran Bretaña impuso una zona cerrada al vuelo en parte de su espacio aéreo, mientras otra nube de ceniza procedente de un volcán en Islandia parecía preparada para interrumpir de nuevo los vuelos en Europa.

La Autoridad Irlandesa de Aviación (IAA, por sus siglas en inglés) dijo que tres aeropuertos del noroeste permanecían cerrados desde el domingo por la mañana, pero otras terminales, como las situadas en Dublín, permanecerían abiertas hasta nuevo aviso.

Los vuelos sobre el Atlántico Norte a través del espacio aéreo controlado por Irlanda seguirán sin verse afectados, pese a que la nube de ceniza se está dispersando sobre el país. Una nube de ceniza lanzada por el mismo volcán en Islandia afectó gravemente el tráfico aéreo en Europa el mes pasado.

El Servicio Nacional de Tráfico Aéreo de Gran Bretaña impuso una zona de prohibición de vuelo en partes de Escocia e Inglaterra entre las 12:00 y las 18:00 GMT del domingo debido a la ceniza volcánica, pero los aeropuertos de Londres no suspenderán sus vuelos.

Los aeropuertos de Manchester, Midlands del Este, Liverpool, Doncaster, Carlisle y Humberside están entre la zona de no vuelo, además de las terminales aéreas en Irlanda del Norte, dijo el servicio en un comunicado.

El Gobierno advirtió el sábado de que partes del espacio aéreo británico podrían permanecer cerradas hasta el martes, incluyendo varias suspensiones de vuelos en zonas de sureste de la nación, donde se encuentra Heahtrow, el aeropuerto más transitado de Europa.

El volcán bajo el glaciar Eyjafjallajokull en Islandia sigue en erupción y no da señales de que su actividad explosiva esté a punto de terminar, mientras la enorme columna de ceniza que sale de la montaña alcanza unos 7,6 kilómetros de alto.

"Se espera que los vientos soplen principalmente desde el noroeste durante un tiempo durante el fin de semana, con el riesgo de que la ceniza afecte algunas partes de Gran Bretaña", dijo el servicio meteorológico británico, Met Office.