Domingo, 16 de Mayo de 2010

Desaparece un importante político oficialista mexicano

Reuters ·16/05/2010 - 09:07h

Una importante y polémica figura del partido del presidente de México, Felipe Calderón, fue dado por desaparecido el sábado y en el sitio donde se encontró su vehículo se hallaron signos de violencia, dijeron las autoridades.

La fiscalía federal dijo que había sido informada de la desaparición de Diego Fernández de Cevallos, un abogado de 69 años y candidato presidencial en 1994 por el Partido Acción Nacional (PAN), el de Calderón, agrupación por la que también ha sido senador y diputado.

El fiscal de Querétaro, Arsenio Durán, señaló que Fernández de Cevallos, al que se le conoce como "El jefe Diego", habría llegado solo en su camioneta la noche del viernes a una finca de su propiedad en el central estado de Querétaro, pero no llegó a entrar en ella.

Durán dijo a una radio local que las autoridades habían iniciado la búsqueda de Fernández de Cevallos después de que familiares del político llegaran al rancho la mañana del sábado y no lo encontraran.

El fiscal estatal añadió que el vehículo en el que viajaba el ex legislador, hallado fuera de la finca, tenía una puerta abierta y había algunos objetos personales en el suelo, además de unas manchas de sangre en unas tijeras.

"(Se encontraron) algunos vestigios de sangre, pero en unas pequeñas tijeras que estaban fuera, en el exterior de la camioneta", dijo Durán.

Medios locales atribuyeron la desaparición de Fernández a un secuestro e, incluso, algunos señalaban que estaba muerto, pero ni autoridades federales ni de Querétaro lo confirmaron.

CALDERÓN RETRASA VIAJE

Conocido por su fuerte carácter, Fernández de Cevallos ha sido una polémica pero influyente figura dentro del PAN, sobre todo antes de que el partido llegara a la presidencia en 2000 y terminara con 70 años de gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Debido a la desaparición del político, el presidente Calderón retrasó el sábado durante unas horas su viaje a España, donde presidirá la cumbre México-Unión Europa y asistirá a la cumbre América Latina-Unión Europea en Madrid para después viajar a Washington a una visita de Estado.

Antes de partir a España, el mandatario instruyó a miembros de su gabinete para que colaboren en la localización de Fernández de Cevallos y habló con uno de sus hijos, a quien ofreció su respaldo.

México está sumido en una brutal guerra entre las bandas del narcotráfico que ha costado la vida a unas 23.000 personas, principalmente narcotraficantes y policías, desde que Calderón asumió el cargo a finales de 2006 y emprendió una campaña contra los cárteles.

Los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y narcotraficantes también se han cobrado la vida de civiles, entre ellos niños que han perecido en fuegos cruzados.

La madrugada del sábado, hombres armados irrumpieron en un bar en la ciudad de Torreón, en el norteño estado de Coahuila, y mataron al menos a seis personas e hirieron a una docena. Las autoridades locales dijeron que no se conocía que las víctimas tuvieran nexos con bandas del narcotráfico.

Las muertes y la violencia relacionadas con la lucha contra los cárteles han ido creciendo en los últimos años pese a los operativos del Gobierno.

Sin embargo, Calderón defendió esta semana su plan de combate al narcotráfico y dijo en una entrevista con Reuters que su Gobierno no cambiará su estrategia pese a la creciente violencia, que ha manchado ya la imagen del país.