Domingo, 16 de Mayo de 2010

Como Jack Nicholson en 'El Resplandor'

A medio camino entre una novela de Stephen King y Twin Peaks', Alan Wake' actualiza el survival horror'

JESÚS ROCAMORA ·16/05/2010 - 08:00h

Alan Wake es un escritor víctima de las pesadillas de sus propios libros

Desde su arranque, Alan Wake parece un videojuego que no quiere ser un videojuego: de entrada, comienza con una cita de Stephen King sobre los mecanismos del terror, el miedo a lo ilógico y cómo lo que perdura a través de los años es el misterio, algo ideal para atarnos frente al televisor. Y está protagonizado, precisamente como en aquella novela de King titulada Misery, por un escritor que se convierte en la víctima de su propio relato de suspense. Wake es un autor de éxito, imaginación desbordante y una pesadilla que comienza a crecer a su alrededor tras llegar a un encantador pueblo perdido con su mujer, intentando huir del popular bloqueo del novelista.

"Es que Stephen King ha estado muy presente en la concepción del juego", cuenta a Público Oskari Häkkinen, de Remedy Games, director de diseño de Alan Wake. "Desde su historia, que es la de un escritor de terror cuyos libros comienzan a convertirse en realidad, a la propia carátula del juego, que imita la cubierta de sus libros. Y luego está el tipo con un hacha caminando por el bosque hacia la luz... Ha sido una influencia, pero también lo han sido muchas otras manifestaciones de la cultura popular, películas, series de televisión, novelas gráficas y tebeos".

"King ha sido una inspiración, también Hitchcock, Lynch y Perdidos'"

Visto así, el rey del terror moderno es perfecto para dar una idea aproximada de la ambición y la apertura de miras con la que Microsoft se ha tomado la última superproducción para su consola Xbox 360. Por ejemplo: series como Perdidos han permitido a sus responsables replantearse la estructura típica de un video-juego y apostar por un desarrollo episódico que ya es de lo más familiar para el público. "Lost ha sabido adaptar el thriller al formato de las series de TV, algo en que nos hemos fijado mucho", completa Häkkinen. Y hay más: algo del estilo de Hitchcock y mucho de Twin Peaks, cuyo "eco", según Häkkinen, se puede ver en su ambientación y escenario, "un pequeño y perdido pueblo donde todos parecen felices, pero en cuanto rascas en la superficie, comienzan a salir secretos. Queríamos jugar con otros elementos, más allá de los videojuegos. Sabemos que los jugadores consumen otro tipo de cultura popular y queríamos ofrecerle de todo eso. De la misma manera, nos gustaría que Alan Wake inspirase a otros productos media en el futuro", completa.

La linterna, el mejor arma

Más allá de lo que quiere parecer (y ojo con la caja de la edición de coleccionista, que parece la primera temporada de cualquier serie de TV), como juego, Alan Wake reivindica una cierta vuelta a los orígenes del survival horror, especialmente a Silent Hill, y su concepción de que no hay mejor arma en un escenario oscuro que una linterna con pilas. Para Häkkinen, sin embargo, estamos sobre todo ante un thriller, "algo que no juega necesariamente con el horror en pantalla y que hace de otros elementos, como la música, parte fundamental".

Alan Wake' es como la primera temporada de una serie de TV

Häkkinen adelanta que Alan Wake crecerá sin control a partir de ahora. A la miniserie de televisión que ha sido rodada como preludio a su historia, hay que sumar una primera expansión, titulada The Signal y que será gratuita para quien haya comprado el juego original a partir del 27 de julio. "Y aunque la historia de Alan Wake es autoconcluyente, puede entenderse sólo como su primera temporada. Es decir: si tenemos éxito, en breve hablaremos de una segunda", concluye.