Sábado, 15 de Mayo de 2010

Tres muertos en nuevos enfrentamientos en Bangkok

Cerca de diez personas están heridas a causa de los tiroteos entre camisas rojas y soldados tailandeses

 

EFE ·15/05/2010 - 09:35h

Al menos tres personas han muerto y cerca de una decena resultaron heridas en nuevos enfrentamientos entre los manifestantes y soldados tailandeses en varios puntos de la zona central de Bangkok, indicaron testigos y fuentes médicas.

Las víctimas mortales se produjeron durante un tiroteo librado por camisas rojas armados con pistolas y los efectivos del Ejército desplegado en el acceso norte de la zona ocupada por los activistas del frente antigubernamental.

En otro extremo de la zona ocupada y cerca del parque de Lumpini, un número indeterminado de manifestantes resultaron heridos cuando los soldados abrieron fuego después de que fueran atacados con dos granadas, cuya metralla alcanzó al menos a un militar.

También se produjeron durante la mañana tiroteos en la zona financiera, colindante con uno de los extremos del área ocupada por los camisas rojas, así como en el nudo de autovías que conectan la capital con el norte, noreste y el aeropuerto internacional de Bangkok, uno de cuyos accesos ha sido bloqueado por decenas de taxis conducidos por partidarios del frente antigubernamental, informó uno de los canales estatales de televisión.

En un llamamiento a los camisas rojas, el secretario general de la Fundación para la Infancia, Wallop Tangkhananurak, instó a los cabecillas de las protestas a evacuar a los niños, mujeres y personas mayores, que según precisó representan casi el 70% de las personas que se encuentran en el interior de la zona ocupada y que ha sido sitiada por los soldados.

El Gobierno calcula que dentro de la zona roja hay unas 6.000 personas, en cambio los cabecillas del frente antigubernamental, dicen que son al menos 10.000.

Dos meses de protestas

El Gobierno del primer ministro y líder del Partido Demócrata, Abhisit Vejjajiva, retiró esta semana su propuesta de celebrar elecciones en noviembre, cuando los cabecillas de los camisas rojas dieron marcha atrás a su compromiso inicial de abandonar la protesta.

Según el ministro de Defensa, general Prawit Wonsuwon, la operación militar persigue presionar a los camisas rojas para que regresen a la mesa de negociaciones con el gobierno.

Desde que comenzaron hace dos meses las protestas en Bangkok, al menos 41 personas han muerto y unas 1.400 han resultado heridas en explosiones de granadas, otros artefactos y enfrentamientos entre las tropas y los manifestantes que persiguen la caída del Ejecutivo.

Noticias Relacionadas