Sábado, 15 de Mayo de 2010

CCOO y UGT "engrasan la máquina" de la huelga

Los sindicatos se movilizarán en las calles a finales de mayo

B. CARREÑO ·15/05/2010 - 00:30h

Las organizaciones sindicales comenzaron a moverse ayer para parar el golpe del plan de recortes. Las cúpulas de los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, se reunieron durante la mañana, de forma separada, intentando articular respuestas "proporcionadas" a la "agresión" perpetrada por el Gobierno.

Por el momento, Comisiones Obreras ha formulado un programa de protestas más agresivo, en el que el sindicato se prepara para una posible convocatoria de huelga general. El paso previo que se marca el sindicato es una "movilización general" en las calles y empresas, en protesta por el recorte del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones. Pero el sindicato advierte de que tendrá "preparado el aparato necesario" para convocar un paro nacional en caso de que el Gobierno tome recortes adicionales, algo que los agentes sociales no descartan.

"De mantenerse y profundizarse medidas equivocadas e injustas como las propuestas, las movilizaciones anunciadas se llevarán a cabo en previsión de la convocatoria de una huelga general", explica el comunicado oficial del primer sindicato en España.

Trabajo unitario

CCOO dice que la convocatoria de huelga general sería "el resultado de un trabajo unitario del movimiento sindical", asumiendo que UGT también se añadirá a esta movilización. UGT ha emplazado el anuncio de sus decisiones al lunes, cuando se reúna su Consejo Federal y, finalmente, comparta sus decisiones con Comisiones. Por lo pronto, la cúpula de UGT también ve con buenos ojos la puesta en marcha de un programa demovilizaciones en la calle. Además, UGT entiende que hay que "engrasar la maquinaria de la huelga general" para estar preparados, aunque el sindicato es más optimista y espera que no se den las condiciones necesarias para convocar este paro.

Ambos sindicatos han mostrado su total apoyo a la convocatoria de paro general de los sindicatos de la Función Pública, que ha quedado fijado para el próximo 2 de junio. De hecho, es muy probable que dos días antes (el lunes 31 de mayo) se convoque la movilización general que supondrá manifestaciones y concentraciones en rechazo a las medidas del Gobierno en todas las capitales de España.

El calendario de movilizaciones que ya está concretado es el de los funcionarios, que se concentrarán ante las Delegaciones de Gobierno de todo el territorio el próximo 20 de mayo, coincidiendo con la aprobación del Real Decreto con las medidas de ajuste. Los sindicatos de funcionarios preparan además asambleas informativas, paros y concentraciones desde el 17 de mayo en los centros de trabajo.

Al término del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, y responsable de los funcionarios, María Teresa Fernández de la Vega, agradeció a los sindicatos su "responsabilidad" en estos dos años de crisis.

Reforma laboral

CCOO acusó además en su comunicado al Gobierno de llevar al país a "una situación de desastre" y de entrar en una dinámica que conduce, creen, "a la confrontación". Pese a esta tajante actitud, CCOO y UGT aseguran seguir abiertos a alcanzar un acuerdo en el Diálogo Social tripartito. En este sentido, UGT espera que el plan del Gobierno no "obstaculice" la negociación y que sea posible "simultanear" las protestas con el pacto social. Ayer, el director general de estudios económicos del Banco de España, José Luis Malo de Molina, insistió en la necesidad de acometer cuanto antes una reforma laboral y alabó el plan del Gobierno que considera "adecuado".

Los principales sindicatos de Policía y la Ertzaintza apoyarán las movilizaciones. Pese a que la ley prohíbe a los agentes realizar paros, algunas de las organizaciones repartieron entre sus afiliados circulares llamando a una huelga de celo el 2 de junio. El SUP quiere que ese día no se expidan ni pasaportes ni DNI e, incluso, que las operaciones policiales previstas se retrasen o adelanten, informa Óscar López Fonseca.