Viernes, 14 de Mayo de 2010

Un instituto cierra por miedo a la agresividad de un alumno

El menor pegó a un profesor en el centro de secundaria de Castalla (Alicante)

JAVIER SALAS ·14/05/2010 - 21:00h

PUBLICO Juan Navarro - Imagen del IES Castalla (Alicante), ayer, cerrado y totalmente desierto.

Todo un instituto, con 420 alumnos y más de 50 profesores, amenazado por la conducta violenta de un solo menor. Docentes y padres angustiados que deciden agrupar temporalmente al alumnado en las instalaciones para "garantizar su seguridad en la medida de lo posible". Un claustro que resuelve, con el apoyo sin fisuras de la AMPA, clausurar el centro cuatro días.

Desde el jueves a mediodía hasta el próximo lunes, el instituto público de educación secundaria de Castalla (Alicante) permanecerá cerrado por decisión unánime de su comunidad educativa, después de que uno de sus alumnos, de 17 años de edad, agrediera el miércoles a un profesor.

El menor, que había sido expulsado de forma provisional, trató de entrar en las instalaciones educativas. Le acompañaba su madre. En la puerta, un profesor trató de impedirle la entrada, a lo que el chico respondió con golpes.

Tras el incidente, se resolvió reunir a todos los alumnos para protegerlos y, más adelante, escribir un manifiesto en el que se reclamaba ayuda a la Consejería de Educación y al ayuntamiento, a los que se acusaba de "falta de implicación y propuesta de soluciones efectivas". Además, optaron por cerrar el instituto.

Al parecer, el alumno mantiene desde hace cuatro meses "una conducta reiterada de faltas de respeto, insultos, amenazas, coacciones y agresiones verbales y físicas a profesores y miembros del equipo directivo", informa Efe.

Unas 250 personas, entre padres, alumnos y profesores, se concentraron ayer a las puertas del centro clausurado para exigir una reacción de las autoridades y protección policial.

"No tenemos recursos para resolver la situación", lamentaba el director, Juan Antonio Olmedo. Hasta ayer, tanto la consejería como el consistorio se excusaban en que "legalmente" no había nada que pudieran hacer. "La respuesta de las instituciones ha sido claramente insuficiente", lamentaba ayer la presidenta de la AMPA del centro, Gema Berenguer.

Respuesta del Govern

El Govern valenciano resolvió ayer activar el mecanismo previsto en el Plan de Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia en los centros escolares de la Comunitat Valenciana (Plan Previ). Este programa pondrá ahora en marcha la actuación de psicopedagogos que deberán trabajar con la familia del menor expulsado, aunque también incluye la intervención de otros especialistas en el propio centro si fuera necesario.

Las medidas convencieron a los responsables del centro que, tras una reunión de urgencia de su consejo escolar, decidieron que el lunes vuelvan a abrirse las puertas del instituto. No obstante, permanecerá aún desierto durante el fin de semana, suspendiendo sus habituales actividades extraescolares.