Viernes, 14 de Mayo de 2010

Obama fustiga a la industria petrolera por el vertido de BP

Reuters ·14/05/2010 - 18:24h

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fustigó el viernes a los ejecutivos de la industria petrolera por su respuesta al vertido que amenaza con causar un desastre ecológico en las costas del golfo de México.

Mostrando su enfado, y prometiendo hacer todo lo posible para detener la fuga, Obama también ordenó una revisión de los procedimientos ambientales con respecto al desarrollo del petróleo y el gas.

El presidente, que se reunió con sus asesores ante preocupaciones de que la pérdida de crudo pueda exceder las estimaciones previas, buscó mantener la presión sobre BP, Halliburton y Transocean por la fuga que causó la explosión de la plataforma Deepwater Horizon el 20 de abril.

"La devastación potencial para la costa del Golfo, su economía y su población requiere que continuemos haciendo un esfuerzo sin pausa para detener el derrame y contener sus daños", señaló a periodistas en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

Obama dijo que él compartía "la furia y la frustración" que sentían los residentes de la costa estadounidense en el Golfo de México por el derrame, y calificó de "ridículo espectáculo" a los directivos de la industria echándose la culpa entre ellos en una audiencia que tuvo lugar esta semana en el Capitolio.

"Los ejecutivos de BP, Transocean y Halliburton se apuntaban entre ellos", dijo Obama. "El pueblo estadounidense no pudo llevarse una buena impresión de esa exhibición, y ciertamente, yo tampoco".