Viernes, 14 de Mayo de 2010

España impone imágenes impactantes en las cajetillas de tabaco

Reuters ·14/05/2010 - 13:01h

Las cajetillas de cigarrillos de venta en España deberán mostrar de forma visible fotografías e ilustraciones de los riesgos y efectos nocivos que tiene el tabaco en la salud, según un Real Decreto aprobado el viernes por el Consejo de Ministros.

El texto, aprobado a propuesta del Ministerio de Sanidad, modifica otro de 2002 que regulaba los contenidos máximos de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono de los cigarrillos, el etiquetado de los productos del tabaco y las medidas relativas a ingredientes y denominaciones de este tipo de productos.

Las imágenes de las cajetillas, seleccionadas a partir de un catálogo elaborado por la Unión Europea en 2005, informan visualmente de que fumar provoca cáncer mortal de pulmón, envejecimiento prematuro y cardiopatías, entre otras enfermedades.

Las fotografías elegidas, algunas impactantes, incluyen mensajes de protección de los niños frente al humo y una de ellas, de un cigarrillo inclinado, advierte de que fumar puede reducir el flujo sanguíneo y provocar impotencia.

"Las advertencias en este formato llegan más fácilmente a las personas, incluso a las de bajo nivel de alfabetización, llaman más la atención y comunican mejor los riesgos sanitarios del consumo del tabaco", dijo Sanidad en un comunicado.

Las imágenes no sustituirán en cualquier caso a frases como "Fumar mata" y "Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor", que seguirán figurando en el etiquetado.

Bélgica, Rumania y Reino Unido son los países de la UE que ya han adoptado esta medida, según el ministerio, que afirmó que la experiencia previa allí donde se ha introducido esta medida ha demostrado una mayor eficacia para informar sobre los riesgos del tabaco y favorecer la reducción de su consumo o su abandono definitivo.

La norma prevé una prórroga de doce a veinticuatro meses para la adaptación de los envases a los nuevos requisitos de comercialización.

Tras la introducción hace cuatro años de la ley antitabaco, que prohíbe fumar en los centros de trabajo, el objetivo del Ministerio de Sanidad es vetar el tabaco en todos los lugares públicos cerrados.

Hasta ahora se puede fumar en la mayoría de los locales de ocio y la Federación Española de Hostelería se opone al endurecimiento de la norma por considerar que causaría un descenso de sus ingresos y llevaría a mucha gente a quedarse en casa.

Fumar mata a más de 5 millones de personas al año, y la Organización Mundial de la Salud quiere que los gobiernos introduzcan e impongan estrictas políticas contra el tabaco en lugares públicos y eviten los patrocinios y la publicidad de las marcas de tabaco.