Viernes, 14 de Mayo de 2010

Un KFC de Londres, multado por tener cucarachas, ratones y moscas

El local de Leicester Square tendrá que pagar 24.000 euros de multa por falta de higiene.

PÚBLICO.ES ·14/05/2010 - 10:58h

Una cucaracha comiéndose una patata frita en el suelo fue el detonante. Pero el inspector de sanidad que entró en el local de comida rápida de Kentucky Fried Chicken en Leicester Square, en pleno centro de Londres, constató hasta cinco faltas graves. Moscas, ratones y sangre en el suelo, le costarán a los responsables 19.000 libras (casi 24.000 euros).

Según cuenta The Guardian, el inspector vio la cucaracha degustando la patata en los dispensadores de pollo, al lado de las cajas para llevar y las pinzas que emplean los trabajadores para coger las piezas de comida. Los abogados que han llevado el caso explicaron que, además de los animales descritos antes, no había jabón de manos en todo el local, por lo que los empleados difícilente se podían lavar las manos.

El caso no es reciente, se remonta a 2008, pero da una idea de cómo funcionan muchos restaurantes de comida rápida en las grandes capitales.

Ya tenían un aviso del ayuntamiento

KFC ha roto el contrato con la empresa de desinfección de todos sus locales en Reino Unido

KFC no tuvo más remedio que reconocer durante la vista del caso que había violado cinco reglas básicas de higiene y pagará la multa sin problemas. 

David Whiting, portavoz de la compañía, confirmó que la información era cierta y anunció que KFC había roto el contrato con la empresa de desinfección que llevaba todas sus tiendas en Reino Unido. 

Según Michael Goodwin, el magistrado que ha llevado el caso, dicho local había recibido cuatro meses antes un aviso del ayuntamiento por sus descuidos higiénicos.