Viernes, 14 de Mayo de 2010

Ocho bancos investigados por engañar

La Fiscalía de Nueva York sospecha que dieron información fraudulenta a las agencias de 'rating'

ANTONIO LAFUENTE ·14/05/2010 - 03:00h

Sede del banco Citi, en Nueva York. EFE

Ocho bancos están bajo la lupa del fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, que investiga si dieron información engañosa a las agencia de calificación de riesgo para que estas les dieran una buena consideración a las hipotecas basura, origen de la actual crisis económica mundial. Según New York Times, los bancos bajo sospecha son Goldman Sachs, Morgan Stanley, UBS, Citigroup, Deutsche Bank, Credit Agricole y Merrill Lynch, ahora propiedad de Bank of America.

Cuomo habría enviado citaciones a ejecutivos de esas firmas para que expliquen qué información dieron a Standard & Poor's, Fitch y Moody's, criticadas por haber dado máximas calificaciones de confianza a productos financieros que después se mostraron tener un riesgo muy alto. La acción del fiscal supondría, de confirmarse, una nueva línea de investigación, ya que hasta ahora se había limitado a averiguar las relaciones establecidas entre los bancos y los clientes que compraron los productos derivados de las hipotecas basuras.

Ficharon a empleados de las agencias para lograr mejor calificación

Además de la posible información fraudulenta que los bancos pudieran haber entregado a las agencias de rating, el fiscal examina las relaciones entre los empleados de unos y otras, y la facilidad con que cambiaban de trabajo yendo de las agencias a los bancos.

Por ejemplo, según New York Times, la fiscalía investiga el trato que en 2007 hizo Godman Sachs para obtener una buena calificación de Fitch en uno de sus productos, el Abacus 2007 C1. El acuerdo lo llevó a cabo Shin Yukawa, antiguo empleado de esa agencia de calificación de riesgo contratado por el banco en 2005 y que trató el asunto directamente con un amigo suyo que trabajaba en Fitch.

Mejorando salarios

Se examinan los productos creados con hipotecas basura

"En lo más alto del boom de la hipotecas basura, compañías como Goldman Sachs ofrecieron millones de dólares a empleados como Yukawa, que trabajaban por un salario mucho menor en las agencias de calificación", asegura el diario que cita como fuente a antiguos empleados de esas firmas. Por ejemplo, al mismo tiempo que Goldman Sachs fichó a Yukuwa, Deustche Banck fichó a tres empleados de agencias de rating.

Precisamente, el Abacus 2007 C1 es uno de los productos investigados por la SEC (el equivalente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores) por tratarse de una producto con trampa. La única persona que pujó por Abacus fue John Paulson, el hombre que ganó 15.000 millones de dólares apostando por el hundimiento de las subprime.

Pero, según la SEC, Paulson fue al mismo tiempo quien diseñó Abacus, escogiendo para ese producto las hipotecas con más riesgo de impago. Es decir, sabía de antemano que iba a caer. Paulson logró en esta operación 1.000 millones de dólares, la misma cantidad que invirtieron IKB y ABN Amro (propiedad ahora de Royal Bank of Scotland) creyendo que Abacus era una buena inversión porque Fitch le había dado una buena calificación. Ambos bancos europeos tuvieron que ser luego rescatados con dinero público.

Otra de las entidades que está siendo investigada por su relación con las agencias de calificación, Morgan Stanley, también despierta sospechas por sus tejemanejes para crear productos derivados ligados a las hipotecas subprime. Las investigaciones se centran, en concreto, en un fondo al que puso por nombre Dead presidents (Presidentes muertos) y que igualmente habría sido creado a la medida de quienes apostaban contra esos productos.