Viernes, 14 de Mayo de 2010

"El conflicto no acabará sin atender a los refugiados"

Filippo Grandi. Comisionado general de la agencia para los refugiados palestinos

ÓSCAR ABOU-KASSEM ·14/05/2010 - 08:20h

Grandi, en Madrid. REYES SEDANO

Le encantaría ser el último que ocupa su cargo. En ese caso se habría resuelto el principal problema del conflicto palestino-israelí. FilippoGrandi, el nuevo comisionado general de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA, en sus siglas en inglés), sabe perfectamente la magnitud del reto que le espera. En las últimas semanas, Grandi (Milán, 1957) ha estado de gira por Europa para buscar fondos que sustenten las siempre maltrechas arcas de la UNRWA. En su gira visitó Madrid y recordó el sufrimiento diario de la población de Gaza.

¿Cómo están los fondosde la UNRWA?

Están mal. Nos faltan 150 millo-nes de los cuales 50 son indispensables para el funcionamiento de la agencia. Si no los tenemos antes de noviembre nos quedamos sin dinero para pagar la electricidad y la calefacción en nuestras escuelas.

¿Cree que la crisis está dando excusas a muchos donantes para reducir sus aportaciones?

Las donaciones en los últimos años han aumentado, pero no en la misma proporción que las necesidades de la agencia. No sólo por el crecimiento demográfico de los palestinos. Los costes también han aumentado. España es una excepción, ya que ha mantenido su aportación (15,3 millones de euros) pese a la crisis.

¿Por qué dice que invertir en Palestina es invertir enel futuro de Europa?

No es una frase retórica. No es sólo un problema humanitario, es también un peligro estratégico para todos. El primer beneficiado de tener una franja de Gaza estable sería Israel.

¿Cuáles son los mayores desafíos de la UNRWA?

Además del dinero, nos preocupa el bloqueo de Gaza y la imposibilidad de afrontar la reconstrucción en la Franja. También nos preocupa la situación en Cisjordania y en Jerusalén. La situación ha mejorado un poco en Cisjordania, pero en casos puntuales. En 2009 había más de 640 puestos de control y cortes de carre-teras pero aún quedan 578.

¿Qué consecuencias tieneel bloqueo israelí en Gaza?

Israel permite la entrada de medicamentos y comida, por lo que dice que no hay crisis humanitaria. Es una versión muy parcial de la realidad. Se trata de una crisis mucho más que humanitaria. Es una crisis multiforme y gravísima. Es social, porque las estructuras se están destruyendo y los servicios públicos no funcionan bien. Es institucional, por el conflicto entre los propios palestinos. Es una crisis económica enorme. No hay sector privado y sólo hay negocio para los especuladores de los túneles. ¿Es eso lo que queremos en Gaza? Hay una crisis de salud pública porque no se pueden tratar las aguas fecales ni recoger las basuras. Los israelíes cooperan en la gestión de residuos porque les puede acabar afectando a ellos.

¿Qué programas de la UNRWA se ven afectados por el bloqueo a Gaza?

Educación funciona más o menos bien porque funciona con dinero. El problema es cuando tenemos que importar papel para imprimir los libros de las escuelas. Necesitamos un millón de toneladas de cemento para nuestros edificios. Desde 2007 la UNRWA sólo ha podido importar 25 toneladas. Hemos llegado a construir con adobe como solución temporal y muy limitada. No van a durar más de cinco años.

¿Cuántos edificios fueron destruidos en la invasiónde Gaza del año pasado?

Unas 60.000 casas fueron destruidas o dañadas gravemente. Eso afecta a 400.000 personas, un cuarto de la población de Gaza.

¿Qué esperanza queda para los refugiados palestinos que no dejan de escuchar que Israel no les permitirá regresar?

Es complicado. La realidad es muy compleja pero se trata de un derecho. Cuando se habla de solución al problema palestino-israelí se debe tener en cuenta este derecho. La UNRWA no tiene que buscar una solución, pero tiene que insistir en buscar una solución porque sin solucionar el problema de los refugiados, que son cinco millones de personas, no se puede acabar el conflicto.

¿Qué cooperación tienen con Hamás en Gaza?

Se trata de una cohabitación técnica. Necesitamos que haya seguridad en los sitios donde trabajamos. Tras la invasión israelí confiscaron un convoy de comida pero lo devolvieron de forma inmediata.

¿Ha pagado Israel por los daños a sus instalaciones?

Israel ha pagado 10,5 millones de dólares por los daños sufridos en nuestros edificios. Ellos han pagado pero sin asumir ninguna responsabilidad legal. Nosotros aceptamos el dinero pero no por el hecho de aceptarlo les liberamos de sus responsabilidades legales.

¿Cómo funciona su sistema de microcréditos?

Muy bien. Hay muy poca morosidad y permite la creación de microempresas. Tiene mucho éxito el programa para mujeres. Son mucho más responsables.