Jueves, 13 de Mayo de 2010

Mayor Oreja vuelve a insistir en una negociación entre ETA y Gobierno

Asegura que la banda terrorista "tiene la pelota en su tejado" y dará el próximo paso

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·13/05/2010 - 12:40h

Jaime Mayor Oreja ha insistido nuevamente en que hay gestos que evidencian la segunda parte de una negociación del Gobierno de Rodríguez Zapatero con ETA y ha asegurado que la pelota está en el tejado de la organización terrorista que dará el siguiente paso.

En una conferencia con el título Un diagnóstico de España y Europa: retos y desafíos, organizado por la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Mayor Oreja se ha reafirmado en el diagnóstico que hizo el pasado 23 de marzo y aunque ha señalado que "hay gestos" que evidencian la negociación, no ha querido entrar en los mismos ni en debatir lo que hacen miembros de ETA como Díez Usabiaga o Iñaki de Rentería , puestos en libertad recientemente.

El siguiente gesto -ha asegurado el eurodiputado del PP- va a estar en el mundo de ETA y de la izquierda abertzale.  Aunque ha reconocido que no sabe cómo lo van a dar, ha reiterado que está convencido de que estamos en una segunda parte de un proceso de resolución de conflictos, y todos los gestos forman parte del mismo. Además, ha reconocido que para él, hacer este diagnóstico "es un imperativo moral y ético", aunque respeta las opiniones de sus compañeros del País Vasco, incluso si son sobre él mismo.

Las crisis de Mayor Oreja

Mayor Oreja afirma que España atraviesa cuatro crisis: "territorial, moral, de resolución del conflicto con ETA y la crisis económica en su conjunto".

El eurodiputado popular ha insistido en su idea de en buena parte de sociedad europea y en el Gobierno de España existe un "proceso preocupante de relativismo", que "busca y necesita la mentira para abrirse camino".  Por eso, y aunque en opinión del ex ministro decir la verdad muchas veces "es agotador", "es la única manera de hacer frente a esos mismos que "tanto desean nuestro silencio".

Sin embargo, se ha mostrado convencido de la inocencia del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, quien, a su juicio, "no se ha enriquecido de ninguna de las maneras". El conservador valoraba así la decisión del Supremo de reabrir la causa contra Camps , tras expresar su cariño y afecto al presidente autonómico.