Domingo, 30 de Septiembre de 2007

El cereal deja sin alimento a las aves

Europa subirá la producción de grano para bajar los precios

MARIA GARCIA DE LA FUENTE ·30/09/2007 - 18:09h

La Comisión Europea quiere que aumente la producción de cereales en la campaña de este otoño, con intención de frenar la subida de precios y para lograrlo ha decidido suprimir el porcentaje obligatorio que se debía destinar a tierras de barbecho. La decisión puede tener consecuencias en la diversidad biológica española, ya que las tierras de barbecho son el hábitat idóneo para numerosas especies de fauna, en particular, las aves.

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/Bird Life) advierte de que esta retirada de tierras de reposo de cultivos herbáceos pondrá en riesgo la alimentación y reproducción de las especies de aves ligadas a medios agrícolas.

La responsable de Agricultura de SEO/Bird Life, Ana Carricondo, explica que, ante las proyecciones de expansión de los cultivos energéticos y la presión que ejercen sobre las tierras agrícolas, la supresión puntual de la obligación de retirada puede aliviar momentáneamente el crecimiento de los precios de los cereales. No obstante, Carricondo prevé que este aumento de producción de cereales "conllevará un daño inmediato a la biodiversidad difícilmente recuperable a corto o medio plazo".

La UE estableció en 1992 la obligación de implantar las tierras de retirada (que no se cultivan). En 1999 se fijó su cuota en un 10%, con el objetivo de reducir los excedentes de cereal europeo. Desde entonces, aves como las alondras, terreras y calandrias, nidifican en el suelo despejado de los barbechos; perdices, sisones, alcaravanes o avutardas se reproducen y se alimentan en las tierras que descansan, y rapaces, como los cernícalos primilla o algunas águilas, buscan alimento en estos parajes. La decisión de que este año las tierras vuelvan a cultivarse supone una amenaza para el hábitat, el alimento y la reproducción de estas especies.

La Comisión Europea ha recordado que este año se han recogido 265,5 millones de toneladas de cereal, una cifra inferior a la prevista, lo que ha provocado una escasez en las existencias al final de la campaña y unos precios, dicen, "sin precedentes".

La comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, ha anunciado que para el próximo año se estudiará detenidamente si la retirada de tierras sigue siendo una herramienta adecuada. Mientras llega esa decisión, muchas aves deberán buscar otros lugares para alimentarse y reproducirse.

Noticias Relacionadas