Jueves, 13 de Mayo de 2010

Catalunya propondrá que la ley impida al TC juzgar el Estatut

El Tripartito y CiU esperan pactar a fin de mes el texto que debatirá el Senado

FERRAN CASAS ·13/05/2010 - 01:00h

Los diputados de CiU y el Tripartito en la reunión de ayer en el Parlament.M. À. TORRES

Hay fórmulas legales para salvar el Estatut e impedir que el Tribunal Constitucional determine que una norma en aplicación votada en referéndum sea juzgada, por más que el recurso se esté estudiando. Las fórmulas las buscan CiU y el Tripartito con la intención de plasmarlas en la propuesta de reforma de Ley Orgánica del Tribunal Constitucional que llevarán al Senado.

Así lo confirmaron a Público varios de los presentes en la reunión que celebraron ayer en el Parlament los portavoces de CiU, PSC, ERC e ICV además de la secretaria del Govern Laia Bonet. En el que era el cuarto contacto más o menos formal para hacer realidad los objetivos del frente catalán que se plasmó en una resolución del Parlament, los presentes cruzaron propuestas y se emplazaron a cerrar un pacto sobre la LOTC antes del 24 de mayo. Ese día José Montilla comparece en la Cámara alta y se busca que no haya fisuras.

La propuesta pide más consenso para dictar sentencia en leyes como el Estatut

Todas las partes estuvieron "filosóficamente de acuerdo" en incluir un artículo que impida al TC dictaminar sobre Estatutos refrendados. Según diversas fuentes, el PSC planteó obligar a que, en todo caso, el control se haga antes de votarse en referéndum y no después, como ocurre ahora. CiU es partidaria de liberar del control los estatutos sometidos a referéndum, pero parece remoto que el PSOE lo asuma.

Hay, en cambio, otros puntos que generan consenso total a falta de pulir la redacción y recibir dictámenes jurídicos. La propuesta de LOTC dejará claro que los magistrados con más de seis meses de su mandato vencido (es el caso de cuatro de los diez que juzgan el Estatut) sean apartados de las deliberaciones sobre leyes orgánicas, como los estatutos. También se planteará (y para ello habrá que reformar la ley orgánica del Poder Judicial) que los motivos académicos no sean motivo de recusación. Ello haría volver a la deliberación del Estatut al progresista Pablo Pérez Tremps, al que el PP apartó por hacer un dictamen para la Generalitat cuando aún no era juez del TC.

El último punto de acuerdo pasa por reforzar el consenso interno en el TC. Actualmente basta con la mayoría de sus miembros para dictar sentencia. El frente catalán aboga porque, con las leyes orgánicas, sea de dos tercios.

El PSC gana margen del resto de partidos para la difícil labor de atraerse al PSOE

La idea es introducir en la ley una transitoria dejando claro que todas estas reformas afectan a recursos en trámite como el del Estatut.

CiU asumió que la acción legislativa se realice, de entrada, en el Senado y no en el Congreso, donde los socialistas catalanes comparten grupo con el PSOE. Convencer a los socialistas españoles de que acepten reformar la ley para salvar el Estatut es la gran prioridad. Por eso tanto CiU como los socios del PSC son respetuosos con sus tiempos y las estrategias.