Miércoles, 12 de Mayo de 2010

La CE afirma que las medidas de ajuste en España van en la buena dirección

EFE ·12/05/2010 - 13:06h

EFE - En la imagen, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso. EFE/Archivo

El comisario europeo de Asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, ha valorado hoy las medidas de ajuste presupuestario anunciadas por el Gobierno español, que "parecen ir en la buena dirección".

En una rueda de prensa, el responsable comunitario se ha reservado, no obstante, una valoración definitiva en espera de un análisis detallado del paquete presentado hoy ante el Congreso por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Rehn ha recordado las conclusiones del Consejo extraordinario del pasado domingo, en el que se resaltó la importancia de combinar la consolidación fiscal con medidas que refuercen el crecimiento a medio plazo.

"España acaba de anunciar medidas esta mañana, que incluyen recortes salariales, en las pensiones, en inversiones pendientes y algunos cambios fiscales".

Dichas medidas, ha añadido Rehn, "parecen ir en la buena dirección, pero haremos la evaluación completa cuando conozcamos todos los detalles".

El comisario ha recordado que el Consejo de Ministros europeos de Economía y Finanzas (Ecofin) discutirá el martes que vienen "en profundidad" las medidas suplementarias de ajuste que ha anunciado España y las que se propone presentar en breve Portugal.

"La Comisión saluda el firme compromiso de ambos gobiernos de reducir los déficit públicos en 2010 y 2011 más allá de lo propuesto en sus respectivos programas de estabilidad", ha comenzado diciendo Rehn, en presidencia del presidente de la CE, José Manuel Durão Barroso.

"Una reducción más rápida de los déficit constituye un componente esencial del paquete de estabilización financiera acordado durante el fin de semana", ha recordado Rehn.

El comisario ha mencionado que, para los dos países ibéricos, las previsiones macroeconómicas de primavera recientemente presentadas por la Comisión ya preveían medidas adicionales si se quería alcanzar los objetivos de consolidación.

"Las medidas que deban adoptar habrán de ser de tamaño y naturaleza tales que tengan también en cuenta su impacto en el crecimiento, incluido el aumento del potencial de crecimiento a medio plazo", ha dicho Rehn.