Miércoles, 12 de Mayo de 2010

Cameron liderará Reino Unido en una era de coalición

Reuters ·12/05/2010 - 12:27h

El primer Gobierno británico de coalición desde 1945 empezó el miércoles a esbozar sus principales objetivos políticos, poniendo el énfasis en hacer frente al déficit presupuestario récord que aqueja al país.

Los conservadores del nuevo primer ministro británico, David Cameron, y el más pequeño Partido Liberal Demócrata alcanzaron un acuerdo de coalición que tiene como objetivo superar sus diferencias ideológicas, lo que según los críticos conducirá a la inestabilidad en el futuro.

"Este va a ser un trabajo duro y difícil. Una coalición afrontará todo tipo de desafíos. Pero creo que juntos podemos brindar el gobierno fuerte y estable que nuestro país necesita", afirmó Cameron en su primer discurso como primer ministro.

El acuerdo, alcanzado cinco días después de unas elecciones que concluyeron sin que un partido obtuviera una mayoría absoluta, puso fin a 13 años del laborismo de centroizquierda bajo los gobiernos de Tony Blair y su sucesor, Gordon Brown.

La alianza tendrá que sanear las finanzas públicas, con un déficit presupuestario récord que supera el 11 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Se espera que adopten los planes conservadores de recortar gastos por 6.000 millones de libras esterlinas durante este año financiero, antes de lo que querían los liberales-demócratas.

"Va a haber una aceleración significativa en la reducción del déficit presupuestario estructural", dijo el nuevo ministro de Economía, George Osborne, a los periodistas.

"Vamos a llevar a cabo reformas estructurales del sistema bancario, educativo y del bienestar a largo plazo", añadió.

Los mercados celebraron el acuerdo, con la esperanza de que un Gobierno liderado por los conservadores de centroderecha actúe con rapidez para reducir el gasto.

Cameron y el líder liberal-demócrata, Nick Clegg, que será viceprimer ministro, tienen previsto intervenir a las 13:15 GMT.

EQUIPO MINISTERIAL

El ex líder conservador William Hague es el nuevo titular de Exteriores y el ex ministro de finanzas Ken Clark dirigirá el departamento de Justicia.

Otros cargos clave serán la conservadora Theresa May, que será ministra del Interior, y el conservador Liam Fox, que asumirá la titularidad de Defensa. Está previsto que el liberal-demócrata Vince Cable, ex economista, tenga un papel supervisor de la banca y las empresas.

Los liberales-demócratas han celebrado su entrada en el Gobierno tras décadas a la sombra del laborismo y los conservadores.

"Por supuesto que existirán problemas, por supuesto que habrán desperfectos. Pero siempre haré lo mejor para demostrar que una nueva política no sólo es posible, también es mejor", dijo a la prensa Clegg.

El político liberal-demócrata David Laws, uno de los negociadores clave, dijo que el acuerdo equilibraba la necesidad de recortes con los planes de proteger la recuperación económica.

Cameron, ex ejecutivo de relaciones públicas de 43 años, asumió como primer ministro el martes por la noche, cuando Brown admitió haber fracasado en sus esfuerzos por llegar a un acuerdo con los liberales-demócratas.

Cameron es el primer ministro más joven en casi 200 años.

Políticos conservadores ocuparon los medios de prensa el miércoles por la mañana para enfatizar sus buenos lazos con sus nuevos socios.

"Formamos una excelente relación de trabajo entre los partidos (...) Creo que conduciremos el Gobierno de esa misma manera", dijo Hague, futuro ministro de Exteriores.