Miércoles, 12 de Mayo de 2010

Zapatero anuncia un recorte del gasto social e inversiones

Reuters ·12/05/2010 - 08:16h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, emprendió el miércoles un cambio de timón en su política de gasto social al anunciar recortes de los salarios públicos y una congelación de las pensiones, además de una nueva reducción de las inversiones estatales para acelerar el recorte del déficit fiscal.

"Tenemos que hacer un esfuerzo singular, excepcional y extraordinario para reducir nuestro déficit público y debemos hacerlo ahora cuando la economía empieza a recuperarse", dijo JZapatero en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Zapatero señaló que el recorte adicional de 15.000 millones de euros entre 2010 y 2011 contemplará entre otras medidas una reducción de la inversión pública en más de 6.000 millones de euros.

"Se prevé una reducción de 6.045 millones de euros entre 2010 y 2011 en la inversión pública estatal", dijo.

Además, Zapatero se refirió a un ahorro adicional de la CC.AA. de 1.200 millones de euros.

Entre las medidas de gasto social, Zapatero destacó una bajada media del cinco por ciento de los salarios en el sector público en 2010 y la congelación de los mismos en 2011.

"(Vamos) a reducir las retribuciones de personal del sector público en un 5 por ciento de media en 2010 y congelarlas en 2011 (...) se baja el sueldo un 15 por ciento a los miembros del gobierno", dijo el presidente del ejecutivo.

Añadió que no se revalorizarán las pensiones en 2011 y se eliminará el "cheque bebé" de 2.500.

"Vamos a eliminar la prestación por nacimiento de 2.500 euros a partir del 1 de enero de 2011", añadió.

El presidente del ejecutivo dijo que con estas nuevas medidas, que se suman al plan de ahorro de 50.000 millones de euros entre 2010 y 2013, se despeja el camino para acelerar la consolidación fiscal y reducir el déficit público del 11,2 por ciento del PIB al 6,0 por ciento del PIB en 2011.

Zapatero también anunció que entre 2010 y 2011 se reducirá en 600 millones de euros la contribución española a la ayuda oficial al desarrollo.

RECUPERACIÓN MÁS LENTA EN 2011

Junto con las nuevas medidas de ahorro, Zapatero anunció el miércoles que el gobierno revisará a la baja en "unas décimas" su previsión de crecimiento del PIB de 2011.

La economía española ha sido la última de las grandes economías del euro en engancharse al crecimiento.

Según el Instituto Nacional de Estadística, el PIB español creció en el primer trimestre un 0,1 por ciento después de siete trimestres consecutivos de contracción o estancamiento.

Para 2011, la mayoría de los analistas y organismos internacionales prevén una tasa de crecimiento para España de en torno al 1,0 por ciento.