Domingo, 30 de Septiembre de 2007

La vigilancia frena los cayucos en Canarias

La Guardia Civil prevé un 67% menos de inmigrantes que en 2006

PÚBLICO/LAS PALMAS DE GRAN CANARIA ·30/09/2007 - 17:52h

La Guardia Civil estima que este año llegarán a Canarias "como mucho" unos 11.000 inmigrantes en pateras y cayucos, frente a los 31.859 que arribaron al archipiélago durante el pasado año. En total, vendrán un 65% menos de "sin papeles" que en 2006, según el general Francisco Gabella, al frente del Centro de Control Regional de Canarias (CCRC), informa Efe.

Para los mandos de la Guardia Civil, que coordinan desde el año pasado todos los medios y efectivos, incluidos los del Frontex, para luchar contra la inmigración subsahariana, la actual situación es de "bonanza", ya que aunque estamos en el periodo bueno para la navegación en cayuco, las embarcaciones llegadas son escasas.

Nuevas rutas marítimas

Las rutas actuales que utilizan los subsaharianos para llegar a Canarias se han ampliado a cuatro. La más frecuentada consiste en adentrarse en el océano cien millas hacia el oeste, por ejemplo desde Senegal, y después poner rumbo norte hacia Canarias, con alguna parada en Mauritania para conseguir alimentos y gasóil. "La posibilidad de repostar en alta mar con buques nodriza, no la hemos confirmado", aseguró el teniente general Cardiel Ojer, predecesor de Gabella en el CCRC.

La primera ruta que comenzaron a emplear el año pasado recorría la costa hasta casi el Sáhara Occidental, el punto más cercano de Canarias, pero los controles marítimos han motivado que los inmigrantes dejen de frecuentarla. Una tercera ruta les lleva hasta Cabo Verde, donde pueden repostar antes de ir hacia el archipiélago. Es la vía de los cayucos que llegan a El Hierro. La última opción tiene mucho que ver con el control policial del océano. Algunos inmigrantes recorren Senegal y Mauritania por el interior para dirigirse a Nuadibú e intentar la travesía desde este puerto pesquero.

Desde la costa marroquí, los inmigrantes tardan 12 horas en llegar a la costa, cuatro días desde Mauritania (tres y medio desde Nuadibú) y siete días desde Senegal. Según el teniente general Ojer, los cayucos "cada vez salen de más abajo", ya que ahora se ha detectado que algunos comienzan el viaje en Guinea Bissau, Gambia y Guinea Conakry, un recorrido de 1,5 a 2 km, que dura hasta quince días.