Martes, 11 de Mayo de 2010

David Cameron asume el cargo de primer ministro británico

Reuters ·11/05/2010 - 21:14h

El líder conservador David Cameron se convirtió el martes en el nuevo primer ministro británico, y dijo que quiere formar un gobierno coalición con el más pequeño Partido Liberal Demócrata.

Gordon Brown había dimitido poco antes como primer ministro, poniendo fin a 13 años de gobierno del partido Laborista de centro izquierda.

Los conservadores lograron la mayoría de los escaños y votos en la elección del jueves pero no una mayoría absoluta. El Partido Laborista de Brown quedó en segundo lugar, con los liberal-demócratas en un distante tercer puesto.

Dando su primer discurso en el cargo, Cameron, de 43 años, dijo que espera formar el que sería el primer gobierno británico de coalición desde 1945. La forma exacta del nuevo Gobierno no está clara, y los liberal-demócratas aún tienen que dar su aprobación final a la oferta de los conservadores.

"Esto va a ser un trabajo duro y difícil. Una coalición presentará toda clase de retos. Pero creo que juntos podemos ofrecer ese Gobierno estable y fuerte que nuestro país necesita", dijo Cameron, con su esposa Samantha, que está embarazada, a su lado.

La libra esterlina subió frente al dólar y el euro mientras el nuevo primer ministro hablaba. Los mercados estaban impacientes de ver el fin de la incertidumbre presentada por los inconcluyentes resultados de los comicios del jueves.

La BBC informó de que George Osborne, un amigo y aliado cercano de Cameron, será el nuevo Canciller del Tesoro, o ministro de Finanzas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó a Cameron para felicitarle, indicó la Casa Blanca.

Tanto los conservadores como los laboristas han intentado, durante cinco días de intensas negociaciones, obtener el apoyo de los liberal- demócratas para formar el nuevo gobierno, pero en la tarde del martes quedó claro que el Partido Laborista había perdido y que Brown debía renunciar.

"Le deseo suerte al próximo primer ministro en la toma de decisiones importantes para el futuro", había dicho antes en tono emotivo Brown, de 59 años, al dar su discurso frente a la residencia oficial del primer ministro, el 10 de Downing Street, acompañado de su esposa Sarah.

DÉFICIT

El primero de los retos de Cameron será reducir el déficit récord de Reino Unido, que ha despertado los temores de que el país pueda perder su calificación crediticia de triple A.

Los mercados son partidarios de un Gobierno liderado por los conservadores porque creen que actuarán más rápido y con más dureza para reducir el déficit presupuestario récord de Reino Unido.

Brown, su esposa y sus dos hijos posaron brevemente para los fotógrafos antes de irse de Downing Street, y después el primer ministro saliente visitó el Palacio de Buckingham, donde la reina Isabel II aceptó su dimisión.

Aún no se han hecho públicos los detalles de lo que han acordado los conservadores y los liberal-demócratas. Los dos equipos de negociación tenían previsto informar a sus compañeros de partido a lo largo de la noche. Ambos partidos tendrán que refrendar cualquier acuerdo que hayan alcanzado los negociadores.