Martes, 11 de Mayo de 2010

Hallan restos de una iglesia del siglo y de un 'nilómetro' faraónico

Una excavación rutinaria 'escupe' joyas arqueológicas

EFE ·11/05/2010 - 12:28h

Un grupo de arqueólogos egipcios ha hallado en Luxor los restos de una iglesia del siglo V y de un nilómetro —construcción subterránea para medir las crecidas del río Nilo—, del II milenio a.C..

Según un comunicado del Consejo Supremo de Antigüedades (CSA), el hallazgo se produjo durante una excavación rutinaria en el conocido como Paseo de las Esfinges, que conecta los templos de Luxor y Karnak y que las autoridades egipcias intentan recuperar.

El secretario general del CSA, Zahi Hawas, explicó que los restos de la iglesia se localizaron en el segundo sector del camino, de los cinco en los que está dividido.

La iglesia fue construida con bloques de piedra de templos del periodo ptolemaico, que se extiende entre los años 350 y 30 a.C., y que estaban situados en las cercanías de la avenida.

El secretario general del CSA avanzó que también se había descubierto un gran bloque de piedra que contiene inscripciones de Mantuemhat, quien fuera gobernador de la antigua Tebas durante la dinastía XVI, que gobernó entre los años 664-525 a.C.

La misión descubrió las bases de varias esfinges en el último sector del camino

Sabri Abdel Aziz, jefe del Departamento del Antiguo Egipto, afirmó que la misión encontró, además, un nilómetro en el sector cuarto del Paseo de las Esfinges.

El nilómetro está compuesto por una piedra circular de caliza y una escalera de caracol de siete metros que la circunda. También contiene un grupo de cerámicas que datan de finales del Imperio Nuevo (1569-1081 a. C.).

Obra de Amenhotep III

Además, la misión descubrió las bases de varias esfinges en el último sector del camino, situado frente al templo de Karnak.

En los bloques se pueden leer varias inscripciones que confirman que el rey Amenhotep III (1372-1410 a.C.) construyó esta parte de la vía.

El CSA intenta recuperar el Paseo de las Esfinges, de unos 2.700 metros de largo y 70 de ancho, que estaba flanqueado por una doble fila de figuras que representan leones tumbados con cabeza humana o de carnero, símbolo del antiguo dios egipcio Amon-Ra.