Martes, 11 de Mayo de 2010

El cine se prepara para su efecto 'Millennium'

Se estrena en España el thriller islandés 'Reykjavik Rotterdam'

JESÚS ROCAMORA ·11/05/2010 - 08:00h

JESÚS ROCAMORA - Baltasar Kormákur, director, productor y actor de 'Reykjavik Rotterdam'.

La tormenta Millennium dejó el año pasado una montaña de cuerpos de autores que esperaban conquistar el mercado mundial de la llamada novela negra nórdica con mayor o menor éxito. El islandés Arnaldur Indridason fue uno de los pocos que consiguió hacer sombra al fenómeno literario de la temporada: considerado el último gran embajador cultural de Islandia, con La mujer de verde (RBA) superó en ventas al propio Larsson en países como Francia e introdujo el tema de la violencia de género en una trama criminal. Indridason, que antes de ser escritor ejerció durante años de crítico de cine, fue el encargado en 2006 de adaptar a la gran pantalla otra de sus novelas de mayor éxito, Las marismas, de la mano del director islandés Baltasar Kormákur.

La experiencia se repite y ahora ambos estrenan en España nueva película, Reykjavik Rotterdam, un thriller con guión de Indridason que ha funcionado tan bien en su país que ya espera remake para EEUU con Mark Wahlberg como protagonista y Kormákur repitiendo como director. Son los ecos del boom de la literatura nórdica, que llegan con retraso al cine.

"Estamos terminando de fijar el presupuesto y los últimos detalles"

"En realidad, no hay influencia de Millennium: ambos rodajes fueron al mismo tiempo, así que no la habíamos visto. Dicho esto... no te negaré que ya me gustaría tener el mismo éxito", ríe Kormákur, que dirige, produce y protagoniza la cinta. "Pero Millennium es sólo la punta del iceberg: sólo se ve un poco del boom, lo más popular, pero hay un 90% de este fenómeno que está bajo el agua. Ha estado allí siempre, pero ha pasado un poco como con el volcán: desde mi infancia, cada cierto tiempo sufrimos estas erupciones pero normalmente no llaman la atención al resto de Europa hasta que no causa efectos en el espacio aéreo", completa.

Reykjavik Rotterdam cuenta la historia de Kristofer (Kormákur), un tipo de pasado dudoso que se la juega con un último golpe antes de retirarse de la mala vida. El trabajo consiste en el contrabando del alcohol en la ruta Islandia-Países Bajos, negocio seguro en un país con prohibiciones a la importación. Salvando las distancias, se le podría comparar con las primeras películas de Guy Ritchie, pero cambiando el toque british por uno islandés: por un lado, su ritmo frenético es típico del thriller norteamericano; por otro, tiene sus características propias locales.

"Cuando haces una película en Islandia, no te puedes limitar a copiar el canon americano. Nadie iría a verla. Tienes que darle autenticidad, personajes y situaciones realistas, como el contrabando de alcohol en Islandia, que ha sido un gran problema durante años y aún existe. Tienes que conectar con tu público y luego jugar con los límites del género", dice.

Ya veremos si en su salto a Hollywood con el remake precisamente de esta película no pierde él también parte de esa autenticidad. Si todo va bien, "empezaremos a rodar en otoño porque Wahlberg quiere que sea su próximo proyecto. Estamos terminando de fijar el presupuesto y los últimos detalles, refinando el guión y tal", adelanta.

Reykjavik Rotterdam es el primer título de estreno de A Contracorriente Films, distribuidora española que quiere convertirse en punta de lanza de la generación Millennium: ya se ha hecho con los derechos de Dinero fácil, de Jens Lapidus, otro de los autores que consiguieron sobrevivir el año pasado al efecto Lar-sson, y prepara toda una línea del género en DVD.