Lunes, 10 de Mayo de 2010

La segunda biopsia al nódulo extirpado al rey descarta el cáncer

Reuters ·10/05/2010 - 18:48h

La segunda biopsia realizada al nódulo del pulmón que le fue extirpado al rey Juan Carlos I este fin de semana ha confirmado que no se trata de cáncer, según informó el lunes el último parte médico.

"Los análisis anatomopatológicos completos realizados descartan de forma definitiva las presencia de células malignas en el nódulo pulmonar extirpado", dijo el informe de los médicos del Hospital Clinic de Barcelona.

Según detalló el parte, se trata de un nódulo con un origen inflamatorio crónico sobre una lesión calcificada antigua.

Previamente en el día, la reina Sofía y la infanta Cristina visitaron al monarca en la clínica y confirmaron que este se recupera muy bien.

Cristina, la última de sus hijos en visitar al rey, acudió por la mañana acompañada de su marido, Iñaki Urdangarín, y tras estar una hora y media dentro del centro comentó la buena marcha de la recuperación de su padre.

"Es una persona muy positiva, un paciente muy disciplinado", dijo la menor de las infantas, que reside en Washington, a los medios de comunicación que hacen guardia ante el hospital.

Cristina explicó que el monarca había pasado muy buena noche, se había levantado de la cama, se había duchado, desayunado y había dado su primer paseo.

La reina Sofía llegó antes que su hija al centro barcelonés, al que también se acercó el alcalde de la Ciudad Condal, Jordi Hereu, para interesarse por la salud del soberano.

Su hijo el príncipe Felipe y heredero de la Corona visitó a su padre el domingo por la tarde, después de que lo hiciera el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al término del encuentro también comentó con los medios el estado de Juan Carlos I.

"Como ves aquí estoy, entero y en forma", dijo el príncipe de Asturias, que acudió acompañado de su esposa Letizia, a la pregunta de qué era lo primero que le había dicho el rey nada más verlo.

El jefe del Estado, de 72 años, fue sometido durante dos horas y media a una toracotomía en la que se le extirpó un nódulo en el lóbulo superior del pulmón derecho, que en el último examen médico anual que se le realizó a finales del mes pasado se vio que había aumentado de tamaño.

Zapatero expresó su expresó su "máxima satisfacción" y la de "la inmensa mayoría de los españoles" por la buena situación de Juan Carlos I y afirmó que el Rey acudirá a los actos previstos de la cumbre Unión Europea- América Latina que empieza el próximo domingo en Madrid.

"El Rey estará en la parte que tiene comprometida en la cumbre y no habrá ningún problema. Afortunadamente está muy bien y se va a recuperar muy pronto", afirmó.

En un principio, estaba previsto que recibiera el alta hospitalaria en unos tres días, aunque los médicos dijeron que tardaría alrededor de dos semanas en poder reanudar sus actividades.

El doctor Molins explicó que la localización de la lesión, el antecedente de tabaquismo y el que no estuviera presente hace un año fueron las tres condiciones que les decidieron a operar.

Los médicos informaron de que el monarca no tendrá que recibir tratamiento posterior, descartando completamente la radioterapia o la quimioterapia, pero insistieron en que le han recomendado que deje de fumar.