Lunes, 10 de Mayo de 2010

El cineasta Carlos Saura recrea uno de los mitos universales españoles con "Io, Don Giovanni"

EFE ·10/05/2010 - 18:13h

EFE - El realizador Carlos Saura durante la charla-coloquio con alumnos del Centro de Estudios de la Ciudad de la Luz tras la proyección de su película "Io, Don Giovanni". EFEl

El cineasta Carlos Saura ha afirmado hoy que su último largometraje, "Io, Don Giovanni", se acerca a la figura de Don Juan, "uno de los mitos más universales de la cultura española", a partir de la "preciosa historia" de creación de esta ópera entre Mozart y el poeta italiano Lorenzo Da Ponte.

Saura ha realizado estas declaraciones en el preestreno de "Io, Don Giovanni", que ha tenido lugar en la Ciudad de la Luz (Alicante) y al que también han asistido la directora general del complejo, Elsa Martínez; el productor del filme, Andrés Vicente Gómez, y un nutrido número de alumnos del centro de estudios alicantino.

Tras el preestreno, el cineasta ha impartido una clase magistral en la que ha repasado algunos detalles del rodaje, ha expuesto la trama de la película y ha contestado a las preguntas de los asistentes.

El último trabajo de Carlos Saura, filmado conjuntamente entre Alicante e Italia con un presupuesto aproximado de siete millones de euros y en lengua italiana, ha constituido, según su propio director, "un milagro" después de que el rodaje tuviera que ser interrumpido por causas económicas y ajenas a su persona.

"Io, Don Giovanni" desentraña la relación de amistad y trabajo entre el prolífico músico Mozart y el judío Lorenzo Da Ponte que, exiliado tras ser acusado por la Santa Inquisición de masón y traidor, afronta la creación de la ópera "Don Giovanni" en la Viena del siglo XVIII.

Para ello, Da Ponte traslada al contenido de esta ópera algunos elementos de su propia biografía. En particular, su "visión de conquista", de seducción a las mujeres, un rasgo que, para el propio Saura, está en "Don Giovanni" y "dentro de cada hombre".

Respecto a la figura de Mozart, el cineasta ha confesado su interés en esa época concreta de la vida del compositor, que desemboca en la relación de amistad con Da Ponte y de la que ha declarado que "se conoce muy poco".

Carlos Saura ha reconocido que, pese a haber leído "hasta 30 libros" sobre la figura de Mozart y haber visitado varias veces la capital austríaca, "nunca se sabrá cómo era de verdad este hito musical europeo".

Acerca de los detalles técnicos del rodaje, ha mencionado la importancia de la iluminación conseguida en el resultado final, a la que no le ha aplicado un proceso de postproducción y que ha conseguido utilizando de forma "activa" con "los mismos focos que utilizan los aviones".

Igualmente se ha referido a la excepcionalidad de los decorados exteriores de la obra y ha resaltado que ha empleado de forma "deliberada y teatral" una serie de paneles con fotografías impresas que él mismo realizó en Venecia y Viena.

También están presentes las referencias a obras pictóricas de Goya y los instrumentos musicales de la época de Mozart.

Preguntado en torno a las anécdotas de la producción de la película, el director ha elogiado el trabajo de los actores que, pese a no ser cantantes profesionales, han llevado a cabo la interpretación de las óperas.

De la misma manera, ha insistido en su propia capacidad para introducir elementos novedosos durante el transcurso del rodaje, pese a que no estén contemplados en el guión inicial.

En este sentido, ha concluido Carlos Saura, "lo mejor que puede hacer un director es renovarse para sentirse vivo".

La película "Io, Don Giovanni", parte de cuyo rodaje se ha realizado en las instalaciones de Ciudad de la Luz, está protagonizada por Lorenzo Balducci -interpreta el papel de Da Ponte-, Lino Guanciale -encarna a Mozart-, Emilia Verginella -da vida a Annetta- y Tobias Moretti -en el papel de Casanova-, entre otros.