Lunes, 10 de Mayo de 2010

El PP cree que hay un "sesgo filosocialista" en la encuesta sin el que el PP tendría mayor ventaja

EFE ·10/05/2010 - 13:40h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (i) y el líder del PP, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

El responsable de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha asegurado hoy que el barómetro del CIS, despojado de su "sesgo filosocialista", daría una ventaja a su partido entre cinco y seis puntos por delante del PSOE.

González Pons, en declaraciones a los periodistas en la sede nacional de su formación, ha anunciado que los populares pedirán explicaciones públicas al Gobierno, y en particular a su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, por el "uso partidista" que a su juicio se le confiere al Centro de Investigaciones Sociológicas.

En su opinión, y tras los precedentes de las elecciones gallegas y europeas de 2009, para las que los sondeos del CIS erraron en sus previsiones, resultaría pertinente "cambiar las normas por las que se rige" la entidad.

Porque, ha añadido Pons, "hay límites que no se pueden sobrepasar" y que el Gobierno de Zapatero, pese a todo, ha franqueado "de largo".

Por ello, el dirigente del PP ha acusado al jefe del Ejecutivo de ser capaz de "quemar" al CIS con tal de "aguantar una semana más en el poder".

"El Gobierno, que ha perdido mucha credibilidad por el manejo que hace de la estadística, ha conseguido devaluar y desprestigiar a un institución hasta hace pocas fechas tan cargado de razones profesionales como el CIS", ha apostillado.

Al tiempo que ha puesto el acento en la "lamentable" calificación que obtiene Zapatero, "el peor presidente de la democracia", González Pons se ha detenido en lo que a su entender es un "claro sesgo filosocialista" en el sondeo.

Ha señalado que el barómetro dado a conocer hoy "parece que sólo ha encuestado a votantes socialistas", toda vez que si la atención se deposita en el recuento de voto de los entrevistados, "resultaría que el PSOE ha ganado las últimas elecciones generales con cinco millones de votos más de los que obtuvo" en 2008.

Para González Pons, con estos datos en la mano, queda demostrado que el CIS "ha preguntado a los que quería".

Pons, además, ha denunciado que la encuesta se haya efectuado durante la misma semana en la que estalló el caso del ex presidente balear Jaume Matas, imputado por un caso de supuesta corrupción y en libertad ahora tras haber pagado la fianza que le impuso el juez.

La de hoy, por tanto, en opinión de González Pons, es "una encuesta más de cocineros que de sociólogos, pero con mucho refrito, mucho aceite y mucho rebozado".

"El CIS se ha convertido en la escuela de cocina más grande de España, no hay cocinero más importante en España que el que recuece las encuestas del CIS", ha resumido el mandatario del PP, para quien, diga lo que digan los barómetros, la necesidad de cambio político en el país resulta evidente.