Lunes, 10 de Mayo de 2010

Los grandes clubs, abocados a crear su propia división

Reuters ·10/05/2010 - 16:15h

Los clubes de Primera División están abocados a crear su propia división de honor, separada de la segunda, en un intento de seguir siendo competitivos frente a otras ligas europeas, dijo el lunes la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

La iniciativa de Real Madrid, Barcelona y sus rivales ha estado motivada por un enfrentamiento con los clubes más pequeños sobre los ingresos de los derechos audiovisuales.

En España, los clubes negocian los acuerdos con las televisiones de forma individual, a diferencia de lo que ocurre en ligas como la inglesa, la alemana o la francesa, donde se llega a acuerdos colectivos y los ingresos se reparten.

Real Madrid y Barcelona, los dos clubes más ricos del mundo, se llevan la mitad del dinero de acuerdos valorados en unos 150 millones de euros por temporada, lo que deja al resto, algunos de ellos en graves dificultades económicas, peleando por las migajas.

Tras una reunión en Madrid, la LFP, que supervisa las dos principales divisiones del fútbol español, dijo que se había alcanzado un acuerdo para abordar cómo crear una primera división aparte, similar a la Premier League inglesa o la Serie A italiana.

"Las nuevas normas de organización y desarrollo permitirán una competición mucho más atractiva y mejor gestionada que la actual", dijeron en un comunicado.

No estaba claro si la LFP tendrá un papel en la nueva primera división propuesta.

Se establecerían mecanismos para controlar las finanzas de los clubes y asegurar formas de ayudar a los clubes de las divisiones menores si son relegados y sufren dificultades, dijo el comunicado.

"Se iniciarán a partir del 21 de junio de 2010, una serie de reuniones de trabajo en el seno de la LFP en orden a estudiar la mejor forma de ejecutar lo anteriormente referido y, cuando menos, propiciar un acuerdo marco antes del comienzo de la competición de Liga de la temporada 2010-2011", añadió.

Los diarios deportivos informaron el lunes de que los clubes de la primera división compartirían ingresos televisivos, cada uno con una cantidad fija, una cantidad basada en el porcentaje de audiencia y otra mayor según la posición en la tabla.

Sin embargo, Real Madrid y Barcelona han dicho repetidamente que no tienen intención de aceptar un sistema de regateo colectivo, argumentando que dañaría su competitividad en los torneos europeos.

La actual posición subraya su dominio en los ingresos de televisión, lo que les permite comprar a los principales jugadores y pagar los sueldos más elevados.

El Barça es líder con 98 puntos, el Real Madrid es segundo con 95 y el Valencia está situado en tercer puesto, con 68 puntos.