Domingo, 9 de Mayo de 2010

Latvala arrebata a Ogier el Rally de Nueva Zelanda

Reuters ·09/05/2010 - 11:21h

El piloto de Ford Jari-Mati Latvala arrebató en el último momento el Rally de Nueva Zelanda al francés Sébastien Ogier, que terminó segundo después de haber comenzado líder el domingo el quinto y último tramo.

El español Dani Sordo terminó la etapa en la quinta posición y es sexto en la clasificación general, mientras que su compatriota Xavier Pons acabó décimo el domingo.

El piloto finés había empezado la etapa a 6,20 segundos del francés, pero éste perdió la primera posición a tres curvas del final al calarse su Citroën tras hacer un trompo.

"Esto es increíble", dijo Latvala en la web oficial del Campeonato Mundial de Rally (www.wrc.com).

"Intenté no ir demasiado fuerte en la salida por si acaso cometía algún error. Al final me di cuenta de que iba a 2,7 segundos, así que lo intenté. Pero no podía creerlo", afirmó el piloto tras haber ganado su tercer título mundial.

Esta es la primera victoria de Latvala desde el Rally de Italia de hace casi un año, y le ha pone por delante de su compañero de equipo Mikko Hirvonen y el noruego Petter Solberg en la segunda posición en la clasificación general, a 36 puntos del francés Sébastien Loeb.

Loeb, que había conducido de forma brillante el sábado para volver a la lucha por la competición después del choque del primer día que le había dejado más de un minuto por detrás, volvió a estrellarse, esta vez contra un árbol.

Ogier realizó su mejor fin de carrera y avanzó hasta la cuarta posición de la clasificación.

"No podemos estar decepcionados si observamos todo lo que hemos conseguido", dijo su copiloto, Julien Ingrassia.

"Fue un rally realmente bueno, una posición final buenísima y unas etapas increíbles. Fue en una secuencia de izquierda a derecha, en el segundo o tercer cambio, cuando golpeamos un banco de arena e hicimos un trompo. Desafortunadamente el motor se caló y perdimos mucho tiempo".

Hirvonen terminó cuarto, mientras que la última oportunidad de Solberg para hacerse con la victoria se esfumó al salirse de la carretera y chocar su Citroën contra una torre eléctrica, accidente del que tanto el noruego como su copiloto Phil Mills salieron ilesos.