Domingo, 9 de Mayo de 2010

Una carta del "tory" William Hague refleja una postura más dura frente a la UE

EFE ·09/05/2010 - 10:29h

EFE - El líder del Partido Liberal Demócrata Nick Clegg, (i), el ganador de las elecciones del jueves, el tory David Cameron, (c), y el primer ministro británico Gordon Brown, (d), participan en el acto celebrado ayer en el centro de Londres en conmemoración del 65 aniversario del final en Europa de la II Guerra Mundial.

Una carta secreta del potencial ministro de Asuntos Exteriores de un futuro gobierno "tory" filtrada al dominical "The Observer" refleja una postura de dureza de los conservadores británicos frente a la Unión Europea.

Se trata de un borrador escrito antes de las elecciones del pasado jueves en las que se daba por supuesto un claro triunfo conservador y cuyo autor, William Hague, se presenta ya como ministro de Exteriores, que se dirige al líder del partido, David Cameron, como si fuera ya el "primer ministro".

Hague, que vendió la piel del oso antes de cazarlo, escribió la carta pensando en que sería quien asistiese mañana en Bruselas a su primer consejo de ministros de Asuntos Exteriores.

En ella explica que su primer mensaje a los otros ministros sería que la relación del Reino Unido con la Unión Europea "ha cambiado tras las elecciones", en el sentido de que Londres se opondrá a cualquier paso a favor de una mayor integración europea.

Hague explica que reclamaría en Bruselas el derecho a recuperar para el Reino Unido las competencias en materia de justicia criminal, así como de política social y de empleo, algo que tropezará con las resistencias de muchos gobiernos de la Unión, según el periódico.

El candidato a ministro de Exteriores anuncia al "primer ministro" Cameron que les diría mañana a sus colegas europeos que el Gobierno "tory" no busca "enfrentamiento", pero que está dispuesto a conseguir sus objetivos "durante esta legislatura".

También les aseguraría que jamás el Reino Unido se integraría en el euro y que su Gobierno defendería los intereses británicos "desde su esquina" con firmeza pero también con total franqueza.

La carta, de carácter secreto, se filtró a la prensa justo cuando los "tories", que pese a obtener el mayor número de votos en las elecciones del jueves en el Reino Unido, no lograron la mayoría absoluta en el Parlamento, negocian un posible pacto con los liberaldemócratas de Nick Clegg, el más europeísta de todos los partidos.

Lo mismo Cameron que Clegg van a tenerlo difícil para convencer a sus correligionarios de la conveniencia de una alianza que parece en principio un pacto contra natura, dadas las distintas posiciones de ambos partidos en materias que van desde Europa o la defensa hasta inmigración y sobre todo la reforma del sistema electoral que exigen los liberaldemócratas y a la que se oponen los "tories".