Domingo, 9 de Mayo de 2010

"Zapatero sigue la política de EEUU de blanquear el golpe"

Rasel Tomé. Líder de la Resistencia hondureña. El hombre fuerte de Zelaya lucha por el regreso al país del presidente depuesto

DANIEL LOZANO ·09/05/2010 - 08:00h

Rasel Tomé, a su llegada al aeropuerto de Tegucigalpa desde el exilio. - EFE

Rasel Tomé, mano derecha del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, durante los 129 días de encierro (y ocho kilos menos) en la embajada de Brasil, regresó de su exilio en Santo Domingo a Tegucigalpa hace casi dos meses para capitanear la Resistencia hondureña. Procesado de inmediato, acusado de nacionalizar el Canal 8, debe presentarse ante el juzgado y no puede salir del país.

Este "liberal progresista y social" recibe constantes saludos y felicitaciones durante la entrevista. El hombre fuerte de Zelaya suena como candidato presidencial, "un orgullo y un compromiso para mí, pero algo prematuro". ¿Sus planes? Conseguir el regreso del ex presidente y la recogida de 1.250.000 firmas para presionar al actual jefe del Estado, Porfirio Lobo, "que ha mostrado buenas intenciones", en el objetivo de declarar una Asamblea Constituyente.

Lobo viajará a España para participar en la Cumbre de la UE con América Central. ¿Cómo valora la invitación de Zapatero?

Un error. Zapatero se ha apresurado por sus problemas internos y por el interés en cerrar la negociación con Centroamérica cuando España todavía ejerce la presidencia europea.

¿Se sienten traicionados?

Siento que la lucha por los principios se ha abandonado y priman los acuerdos comerciales. Zapatero sigue la política de EEUU para blanquear el golpe.

Pero incluso la OEA prepara el reconocimiento de Lobo.

No soslayamos que esto va a llegar. Lo que queremos es que la comunidad internacional imponga sus condiciones. Este es un Gobierno con ilegalidades e ilegitimidades de nacimiento.

El presidente Daniel Ortega, aliado de Chávez, también se ha reunido en Managua con Lobo.

Nuestro comercio es importante para Nicaragua y Ortega recibe muchas presiones de sus empresarios. Nosotros no queremos un ambiente bélico, sólo que el régimen cumpla unas condiciones para emprender un camino inequívoco a la democracia.

¿Es Honduras un fracaso para la comunidad internacional?

Sí, no pudieron revertir el golpe de Estado, fueron débiles. Si la comunidad internacional no tuvo la suficiente firmeza para revertir el golpe, ¿tampoco va a tenerla ahora para imponer condiciones?

España también financia la Comisión de la Verdad.

Es una comisión unilateral y basada en un acuerdo fracasado por incumplimiento del régimen de facto. Estamos ante una comisión espuria, nombrada sin consenso. Zapatero financia una comisión sin legitimidad. Y que va a hacer un documento clasificado que no se conocerá hasta dentro de 10 años. No pueden arrebatar al pueblo hondureño el derecho a saber qué ocurrió.

Pero incluso Insulza, siempre posicionado contra el golpe de Estado, acudió a su puesta en marcha.

Es algo que no entendemos. ¿Por qué vino Insulza? ¿Quién le ha dicho a él que esta comisión tiene legitimidad?

Una de las condiciones que impone la Unasur para reconocer a Lobo es el regreso de Zelaya a Honduras. Lobo acaba de garantizar que nada sucedería al ex presidente.

El retorno de Zelaya de su exilio injusto es uno de los grandes objetivos de la Resistencia; él es el líder que ha plantado la semilla de la transformación en nuestro imaginario colectivo. Nuestro deseo es que Zelaya esté aquí para el 28 de junio, primer aniversario del nacimiento de la Resistencia.

¿Y por qué no ahora?

Las buenas intenciones de Lobo se deben materializar en acciones, con el archivo de expedientes y la suspensión de órdenes de captura. Serían actos evidentes de que existe una buena disposición hacia Zelaya.

Zelaya se quejó en una carta de que la Resistencia había olvidado en parte su regreso al país para priorizar la Asamblea Constituyente.

Fue un malentendido ya aclarado.

¿Cuál es la hoja de ruta de la Resistencia?

Queremos alcanzar el 28 de junio con 1.250.000 firmas recogidas a favor de la Asamblea Constituyente. Después de esto podremos decir al mundo y a nuestro pueblo que Honduras exige un nuevo pacto social. Nos da una fortaleza en nuestra posición e iniciaría el camino hacia el plebiscito. Pensamos en 2011. Estamos construyendo el camino hacia la toma del poder.

¿Y cómo llegaría la Resistencia al poder?

Por vía pacífica, con la política. La Resistencia, compuesta por 44 organizaciones, tomaría la decisión de convertirse en un nuevo partido político, en una alianza con liberales disidentes y la UD, o apostaríamos por candidaturas independientes.

El conflicto del Bajo Aguán se cerró con un acuerdo entre los campesinos y el Gobierno.

Es un logro de la Resistencia y del pueblo organizado, un acuerdo histórico: 11.000 hectáreas para las 3.500 familias campesinas que antes no tenían acceso a la tierra.

¿Se siente hostigado tras su regreso?

La persecución feroz de la dictadura de Micheletti ha cambiado con el Gobierno de Lobo. Pero todavía sufrimos inseguridad e impunidad total. Te acribillan y aseguran que fue un ajuste de cuentas. La investigación del asesinato del maestro Manuel Flores, miembro de la Resistencia, no tiene avances.