Sábado, 8 de Mayo de 2010

La jornada de la verdad

Guardiola convoca a todos en Sevilla; Pellegrini recupera a Marcelo y Lass ante el Athletic. Los entrenadores del Barça y el Madrid coinciden: el que salga hoy líder, ganará la Liga

H. JIMÉNEZ / R. MILLÁN ·08/05/2010 - 08:00h

Escudé agarra a Messi en el partido de la primera vuelta.

A las nueve enmudecerán las bocas y hablarán las botas. Barcelona y Real Madrid dirimen esta noche la penúltima batalla de una contienda grandiosa. En su pugna por el 69º título de Liga han batido incontables marcas y, disputadas 36 jornadas, sólo les separa un punto. Los azulgrana defienden su exigua ventaja en Sevilla; los blancos, ante el Athletic y en el Bernabéu, insisten en perseguir al líder. Ambos saben que un fallo empate o derrota les condena.

Hasta Pellegrini, poco amigo de sentencias grandilocuentes, lo reconoce. "La Liga se decide mañana (hoy)", afirmó ayer el entrenador del Real Madrid. "Si el Barcelona no pierde (ante el Sevilla) es muy difícil que lo haga en su estadio en el último partido (frente al Valladolid). Si nosotros ganamos (al Athletic) también tenemos que hacerlo en Málaga en un partido complicado", argumentó el chileno.

Sólo el Barça puede ser hoy campeón: debe ganar y que el Madrid no lo haga

A Guardiola, otro dechado de diplomacia, le costó un poco más reconocer la importancia suprema de lo que se ventila hoy. Pero acabó haciéndolo: "Sería despreciar al Valladolid y Málaga, pero podemos decir que la Liga casi, casi se decide mañana (hoy)".

Las cuentas son muy sencillas: el Madrid sólo es campeón si, finalizada la Liga, tiene más puntos que el Barça. Dado que los azulgrana tienen uno de ventaja (93 frente a 92) y quedan seis en disputa, el conjunto de Guardiola se proclamará hoy campeón si vence en el Sánchez Pizjuán y los de Pellegrini no lo hacen. El Madrid, en cambio, tendrá que esperar al último acto pase lo que pase esta noche.

La tensión es tal que ni los entrenadores, dos caballeros, escapan al ambiente electrizante que preside una pugna enorme e inacabable. A su estilo, educado y sereno, Pellegrini y Guardiola protagonizaron ayer un cruce de declaraciones acorde con tan colosal refriega.

Pellegrini: "El punto que nos falta es el de la derrota injusta del Camp Nou"

Abrió fuego el chileno, por aquello de que respondió a los periodistas antes que su homólogo azulgrana. "Si no ganamos la Liga, en gran parte es porque no ganamos al Barcelona en su estadio, donde fuimos superiores. Un empate habría sido más que justo y estaríamos por encima. Igual que ellos nos ganaron aquí de forma clara, el punto que nos está faltando fue por esa derrota injusta", argumentó el chileno.

La respuesta de Guardiola no se hizo esperar: "Recuerdo que el Madrid jugó aquel partido durante media hora contra diez y que en la segunda parte ni siquiera disparó a puerta. Si nosotros perdemos contra el Inter es que no sabemos atacar, ¿no? No lo veo así, además, nosotros también nos quedamos con uno menos ante el Almería y el Espanyol".

Hoy no valen reproches pasados. Es el gran día. Por eso Pep decidió convocar a todos los jugadores disponibles, 22, como en una final. "El Sevilla es un rival muy fuerte, muy físico razona.Y no creo que esté pensando en la final de Copa, se está jugando la Champions". Pellegrini tampoco ha pecado nunca de soberbio: "Sólo tenemos que mirar lo nuestro y pensar en ganar; ante el Athletic no va a ser fácil". Por el título, ha llegado la jornada de la verdad.