Viernes, 7 de Mayo de 2010

Joseph Biden llega a Madrid

Es la visita más importante de un miembro del Gobierno de EEUU en nueve años

EUROPA PRESS ·07/05/2010 - 15:38h

El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, ha llegado sobre las 14:20 horas a Madrid para llevar a cabo entre este viernes y el sábado la visita de mayor nivel de un miembro del Gobierno norteamericano a España en nueve años, tras la que efectuó en junio de 2001 el entonces inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush.

El avión oficial de Biden ha aterrizado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde le esperaban a pie de escalerilla el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, el embajador estadounidense en España, Alan Solomont, y su esposa Susan, y el embajador de España en Washington, Jorge Dezcallar.

Visitas con el Rey y Zapatero

La comitiva de Biden ha puesto rumbo hacia el Palacio de la Zarzuela, donde a las 15.00 horas el Rey le recibirá en audiencia. Será la primera entrevista entre ambos, ya que en las dos visitas que Don Juan Carlos ha realizado a EEUU desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca se ha reunido con el presidente y su consejero de seguridad nacional, general James Jones, pero no con Biden.

El vicepresidente de EEUU se entrevistará con el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien visitará en Paracuellos del Jarama (Madrid) a la Brigada Paracaidista que relevará en julio al contingente actual en Afganistán.

Biden y Zapatero sí se conocen de antes, ya que tuvieron oportunidad de reunirse en marzo de 2009 en una convención de líderes progresistas en Viña del Mar (Chile), que les sirvió para cerrar la polémica generada tras el anuncio unilateral de España de retirar las tropas de Kosovo.

El vicepresidente de EEUU ha llegado a Madrid procedente de Bruselas, donde ayer instó al Parlamento Europeo a aprobar "lo antes posible" el acuerdo que permitirá a Washington acceder a las cuentas bancarias de los europeos en el marco de la lucha contra el terrorismo. La Eurocámara tumbó en febrero pasado ese convenio, al considerarlo poco garantista con la privacidad de los ciudadanos.