Viernes, 7 de Mayo de 2010

La Comisión Electoral investigará que cientos de británicos no pudieron votar

EFE ·07/05/2010 - 02:57h

EFE - El primer ministro británico y líder del partido laborista, Gordon Brown (d), y su esposa, Sarah, llegan a conteo de votos al final de la jornada de elecciones generales que vive el país en Kirkcaldy, Escocia (Reino Unido).

La Comisión Electoral informó hoy de que llevará a cabo una investigación "exhaustiva" para determinar la causa de que cientos de ciudadanos británicos se quedaran sin poder votar después de hacer colas de hasta tres horas.

En las elecciones generales del jueves en el Reino Unido, cientos de británicos aguardaron en vano su turno para depositar su papeleta en las urnas tras soportar largas esperas en algunos centros de votación del Reino Unido que decidieron no prolongar la hora del cierre prevista a las 22.00 hora local (21 GMT), según informó la cadena de televisión BBC.

"Se trata de un asunto de gran preocupación que mucha gente que quería votar hoy haya sido incapaz de hacerlo antes de las 10 de la noche, cuando han cerrado los colegios electorales", señaló la Comisión Electoral en un comunicado.

"El responsable de cada circunscripción electoral es el encargado de decidir el número de colegios electorales en cada distrito y el número de electores en cada colegio electoral", añade el comunicado al referirse a que los responsables debieron prever que no habría suficientes centros para que votaran todos los electores.

La Comisión Electoral recuerda que cada colegio debe cerrar "por ley" a las 22.00 hora local y que "debería haber recursos suficientes para asegurar que todo el mundo que desee votar pueda hacerlo".

"La Comisión Electoral llevará a cabo una investigación exhaustiva de lo que ha ocurrido en aquellas circunscripciones en las que la gente no ha podido votar", agrega la nota.

Los 50.000 colegios electorales en los que hoy votaron los ciudadanos de Reino Unido cerraron sus puertas a las 10 de la noche (21.00 GMT) sin dar tiempo a que muchos de esos votantes pudieran concluir su camino hacia las urnas.

Cuarenta y cinco millones de ciudadanos estaban llamados a votar en 50.000 colegios electorales repartidos por todo el país desde las 07.00 hora local (06.00 horas GMT).

Las predicciones habían anticipado una participación más alta que la registrada en los anteriores comicios, en 2005.

Así, en la circunscripción electoral de Sheffield Hallam, de la que es diputado el líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg, se registraron colas de hasta tres horas de duración.

En ese distrito, el propio Clegg se disculpó personalmente ante los frustrados electores, que se quedaron sin poder votar en estos comicios.

Según la policía, incidentes similares se registraron en colegios electorales de Manchester y en un centro de votación de Londres que estuvo abierto media hora más del cierre oficial.