Jueves, 6 de Mayo de 2010

El atentado fallido de Times Squarese gestó en Pakistán

El rastro que siguen los investigadores de EEUU conduce hasta los talibanes de Waziristán

ELISA RECHE ·06/05/2010 - 22:00h

AFp - Azam Tariq, portavoz de Tehrik-e-Taliban, protegido por sus guardaespaldas.

La coincidencia de un número de teléfono almacenado en la base de datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos con el del comprador del coche bomba fallido de Times Square permitió a los investigadores identificar a Faisal Shahzad, el presunto terrorista detenido en EEUU, y seguir las pistas que llevaban hasta Pakistán. Tras dos días de intensos interrogatorios, el rastro condujo a las autoridades estadounidenses hasta los talibanes paquistaníes como fuente de inspiración y entrenamiento del joven estadounidense.

De confirmarse este vínculo, este frustrado ataque en el corazón de Manhattan supondría un cambio en la estrategia de los talibanes paquistaníes, que hasta ahora sólo habían atentado en Afganistán y Pakistán.

Refugio de extremistas

Al parecer, Shahzad recibió entrenamiento en un campo situado en Waziristán, en las zonas tribales fronterizas con Afganistán, que se han convertido en refugio de grupos radicales islamistas, entre ellos Al Qaeda. Las autoridades estadounidenses lo han descrito como "el lugar más peligroso de la tierra" y se sospecha que Osama Bin Laden se esconde en sus montañas.

"Estos grupos han comenzado a mezclarse a raíz de compartir una misma filiación ideológica panislamista. Para todos ellos, Estados Unidos es su gran enemigo ideológico y más aún después de estrechar la relación con la transnacional Al Qaeda", señaló a Público Ajai Sanhi, del Portal de Terrorismo Internacional en el Sur de Asia. "Además, saben que un ataque en Norteamérica supondría un incremento automático del reclutamiento y la financiación", añadió Sahni.

Para Sajjan Gohel, director de Seguridad Internacional de la Fundación Asia Pacífico, los talibanes paquistaníes se han convertido en un Frankenstein dispuesto a enfrentarse al Estado paquistaní, que en su día los creó para luchar contra la invasión soviética en Afganistán. "Ni Estados Unidos ni Pakistán los habían tomado suficientemente en serio", señaló Gohel, a pesar de la campaña emprendida hace un año por el ejército en Waziristán del Sur y el aumento de los bombardeos de aviones no tripulados ordenado por Barack Obama.

El líder del grupo terrorista Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), Hakimulá Mehsud, volvió a la vida después de su supuesta muerte en enero por un avión no tripulado de la CIA. A través de dos vídeos difundidos el domingo en Internet, amenaza con "golpes extremadamente dolorosos a los fanáticos americanos".