Jueves, 6 de Mayo de 2010

Cobo no ve motivos para pedir perdón a Aguirre

El número dos de Gallardón, suspendido un año por el PP, insiste en que se cometió delito en el caso de los espías

EFE/PÚBLICO.ES ·06/05/2010 - 14:20h

EFE - Manuel Cobo saluda a Esperanza Aguirre en la fiesta de la Comunidad de Madrid.

Manuel Cobo ha vuelto a tensar un poco más la cuerda con Esperanza Aguirre y sus seguidores. El vicealcalde de Madrid, en referencia a sus declaraciones en El País, ha asegurado que no sabe "concretamente por qué parte" de sus declaraciones "hay algún motivo para pedir perdón", como le ha pedido la presidenta regional y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.

Cree que sus críticas por la pugna en la presidencia de Caja Madrid "no son motivo para pedir perdón"

Preguntado al respecto en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón, el vicealcalde ha respondido que si es por lo que consideraba que se hacía desde el entorno de Aguirre para evitar que Rodrigo Rato llegara a la presidencia de Caja Madrid, a su juicio "no es motivo para pedir perdón".

"Bastante hago -ha señalado- que no he comentado en ningún momento qué se preguntó sobre Rodrigo Rato con un micrófono abierto -cuando Aguirre dijo: "yo creo que nosotros hemos tenido la inmensa suerte de poderle dar un puesto a IU quitándoselo al hijo puta" en Caja Madrid-, pero creo que justificó bastante bien lo que yo había dicho".

Los espías y Caja Madrid

De hecho, Cobo cree que "hay mucha gente que si no lo había entendido al principio lo entendió después" y hoy ha dicho que hay personas que le han llamado después de aquello para decirle que comparten lo que dijo.

Sobre cómo calificó aquella supuesta forma de actuar del entorno de Aguirre con Rato, en la entrevista en el diario El País que le ha costado un año de suspensión de militancia, ha comentado: "hay actuaciones que no me gustan, que a uno le pueden parecer vomitivas, a otro nauseabundas, a otro inmorales, a otro poco éticas, cada uno las puede calificar".

Volviendo al hilo de su argumento, Cobo ha dicho que si el perdón debe pedirlo por la parte en que se refería al supuesto espionaje de que habría sido objeto, "de momento hay varios imputados" y se verá "si hay capacidad de probarlo definitivamente".

"Todos hemos de decir lo mismo en público y que en privado"

Una vez más ha insistido en que tiene "suficientes elementos de juicio para saber que se cometió un hecho delictivo", por lo que aquellas suposición hoy "ya no es una novela" y "no se pueden hacer más bromas".

Sobre este punto ha manifestado también que hace más de un año le dijo al secretario general del PP de Madrid y consejero de Presidencia de Aguirre, Francisco Granados, que "lo que no se podía perdonar" es el "daño" que se estaba haciendo al partido, un daño del que, a su juicio: "son los culpables los que lo hicieron", no "los que lo sufrimos".

Sin aclarar a quién ni a qué se refería, ha añadido: "me gustaría que todos dijésemos lo mismo en público que en privado y aquellos que dicen cosa distinta en público y en privado me gustaría que rectificaran y que autorizaran, o incluso que pidieran a quien ha sido receptor de informaciones para que las haga públicas".