Jueves, 6 de Mayo de 2010

El Inter de Milán gana la Copa Italia

Reuters ·06/05/2010 - 06:07h

Un imponente Inter de Milán dio el miércoles el primer paso para un posible triplete de títulos usando todo su poder y fuerza para superar 1-0 a la Roma en la final de la Copa Italia de fútbol.

El delantero argentino Diego Milito abrió el marcador desde el borde del área a los 40 minutos en la quinta final de la Copa que disputan ambos equipos en seis años.

El Inter, líder de la Serie A con una ventaja de dos puntos cuando faltan dos partidos, también está luchando con la Roma por el título y se enfrentará al Bayern de Munich en la final de la Liga de Campeones el 22 de mayo.

El capitán de la Roma, Francesco Totti, quien sorprendentemente inició el partido en el banquillo, fue expulsado cerca del final del partido por pegarle una patada a Mario Balotelli del Inter.

El incidente, presenciado por el seleccionador de Italia Marcello Lippi, quien debe analizar si Totti irá al Mundial con la "Azurri", fue sólo uno de una serie de fuertes faltas cometidas en un intenso partido.

"Ha sido un partido agresivo e intenso. Nosotros siempre controlamos el partido y la Roma perdió la cabeza un poco", dijo a la Rai el entrenador del Inter, José Mourinho, cuyo futuro con el club sigue siendo incierto.

El Inter pudo abrir la cuenta con un disparo del brasileño Maicon desde un ángulo cerrado y un tanto de Milito anulado por fuera de juego, que llevó a Mourinho a correr hacia un televisor ubicado en una caseta para ver la repetición.

Minutos más tarde, Milito anotó con un tiro desde el ángulo para darle la ventaja a su equipo.

La mejor oportunidad de la Roma llegó en la segunda mitad, cuando el defensa brasileño Juan aprovechó un balón tras un disparo de Totti, pero no pudo marcar.

La policía estuvo atenta dada la polémica por las tensiones provocadas por el triunfo del Inter 2-0 por la Serie A sobre la Lazio, cuyos hinchas vitorearon los goles contra su equipo para que la Roma, su clásico rival, no fuera campeón.

Muchos aficionados de la Roma hicieron sonar bocinas y cantaron bajo el hotel del Inter en la capital italiana para tratar de perturbar el sueño del equipo de Mourinho, quien tuvo durante gran parte del partido un láser brillando en la cara.

De esta forma, el Inter suma su sexta Copa Italia, la misma cantidad que la Fiorentina, y se quedó a tres títulos de Juventus y Roma, los máximos ganadores de la competición.