Miércoles, 5 de Mayo de 2010

El PP acusa de parcialidad a la fiscalía en el 'caso Bono'

Pons afirma que Pumpido "lleva el carnet del PSOE cosido debajo de la toga"

Y. GONZÁLEZ / J. ROMERO ·05/05/2010 - 11:32h

González Pons, en una rueda de prensa en Génova. MARTA JARA

El Partido Popular criticó ayer la actuación de Cándido Conde-Pumpido en el caso Bono. Los conservadores cargaron contra el hecho de que la fiscalía no apreciara "conducta delictiva alguna" en la actuación del presidente del Congreso con relación a su patrimonio.

"Si eres militante del PP", arguyó en RNE Esteban González Pons, vicesecretario de comunicación del PP, "el fiscal general se ocupa de que te investiguen aunque sólo te hayan presentado una denuncia anónima, y si eres socialista, no sólo no ordena que te investiguen, sino que ordena que se persiga a los que te están investigando". "Cuesta aceptar que el fiscal general del Estado lleve el carnet del PSOE cosido debajo de la toga", agregó.

En una información del pasado domingo, Público cifró en seis millones de euros el patrimonio de Bono y su familia. Desde 2000, han adquirido nueve viviendas, un local y 16 hectáreas. El PP incluyó estos datos el miércoles en la ampliación del escrito al fiscal.

Soraya Sáenz de Santamaría se sorprendió ayer de la celeridad con que ha actuado la fiscalía. La portavoz del PP en el Congreso recomendó a Bono que acuda al "notario" a rendir cuentas de sus bienes. Y que actúe "con transparencia", como los conservadores han hecho con el caso Gürtel.

IU, por su parte, aborda el caso Bono con dos intensidades distintas. El coordinador, Cayo Lara, ha exigido al presidente del Congreso "explicaciones" sobre su patrimonio. Mientras, el diputado, Gaspar Llamazares, cree que Bono ha ofrecido una "información completa" a la Cámara. En realidad, la ejecutiva de IU no ha fijado una posición aún. Entiende que es un "tema menor" que no debe tapar la Gürtel, indica un dirigente.

Sin tensiones en IU

Lara, afirma su entorno cercano, "no está molesto" con la posición de Llamazares, pues ejerce su "autonomía". En la actitud del coordinador pesa además su enfrentamiento con Bono cuando era líder de IU en Castilla-La Mancha.

"La vía parlamentaria está agotada alega Llamazares. La Cámara no tiene poder para investigar a Bono. Él nos dio cuentas de sus bienes y la fiscalía no ve delito. Quien tenga indicios o pruebas que vaya al juez. Yo no las tengo".