Miércoles, 5 de Mayo de 2010

La Sindicatura revela las irregularidades de Camps

El PSOE pide al juez que reclame los contratos con la trama

SERGI TARÍN ·05/05/2010 - 01:00h

El portavoz del PSOE en Les Corts, Ángel Luna, ayer, en rueda de prensa. - Juan Navarro

La Sindicatura de Comptes es el último muro de contención que utilizó Francisco Camps para defender su política de contrataciones de la marea negra de la Gürtel. Ayer se desmoronó. El portavoz del PSPV-PSOE en Les Corts, Ángel Luna, esgrimió en una rueda de prensa varios informes de esta entidad en los que reprende a la Generalitat por contratar de manera irregular a empresas de la trama.

En 2008, la Sindicatura reconoció 1.702 contratos, de los que estudió 45 y detectó incidencias en 43, de las cuales 30 las calificó como "relevantes". Además, advirtió que el Gobierno de Camps le había ocultado al menos 27 expedientes. Unas cifras que, expuestas en su conjunto, "son graves" y representan "una banalización de las irregularidades", señaló Luna, quien comparó los informes de la Sindicatura con el del la Unidad de Auxilio Judicial al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que dio a conocer el pasado jueves y que desvela 7,2 millones en 85 adjudicaciones de la Generalitat a nueve empresas de Correa, entre ellas Orange Market, la mayor beneficiada y sucursal de la Gürtel en Valencia.

Documental

Orange Market, en el 2005, cobró 119.500 euros por un documental sobre los contenedores de reciclaje que nunca editó. El contrato lo firmó con Vaersa, dependiente de la Conselleria de Medi Ambient, Aigua, Urbanisme i Habitatge. Fue la primera adjudicación a la Gürtel y, al igual que la Unidad de Auxilio Judicial, la Sindicatura señala que nunca debería haberse contratado a esta empresa.

"Se produce insuficiencia en la aplicación de los principios de publicidad y concurrencia" y otras irregularidades, indica. Lo mismo sucede con Fitur 2005, cuyo stand la Generalitat encargó a Orange Market. "La fórmula para ponderar la proposición económica no se adecúa a los principios constitucionales de eficiencia y economía", le reprocha la Sindicatura.

"Burlas a la sindicatura"

Luna también recordó que la Generalitat, entre 2004 y 2008, troceó 76 contratos para poder adjudicar a dedo a empresas de la trama "y burlar a la Sindicatura", que no puede fiscalizar expedientes por debajo de los 12.000 euros.

Por ello, y "ante la negativa del Consell a mostrar los contratos públicos, ¿cuántos Gürtel podrían estar durmiendo en los cajones de las consejerías desde que llegó Camps?", se preguntó Luna, que avanzó que pedirán al juez Pedreira que solicite a la Generalitat "los contratos analizados por la Sindicatura relacionados con la trama".

Camps recibió el espaldarazo de nuevos dirigentes de su partido, movilizado desde que se especuló con su salida si el Supremo lo imputa. Su sustituta sería la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Un asunto que el vicepresidente del Consell, Vicent Rambla, calificó como "debate artificial porque Camps es el mejor candidato".