Martes, 4 de Mayo de 2010

Las Williams arrasan, Safina desilusiona y Martínez Sánchez se pasea

EFE ·04/05/2010 - 20:31h

EFE - La tenista estadounidense Serena Williams devuelve una bola a la tenista suiza Timea Bacsinszky durante el torneo Internacional de Roma, (Italia).

Las hermanas Venus y Serena Williams no tuvieron problemas para pasar a octavos del Internacional de Roma tras ganar sus sendos duelos suizos, mientras que la vigente campeona del torneo, la rusa Dinara Safina, cayó en su debut y demostró que no está recuperada de su lesión.

Quien sí demostró que está en buena forma fue la tenista española María José Martínez Sánchez que se dio un paseo por el Foro Itálico al derrotar por 6-2 y 6-2 a una de las heroínas locales, Francesca Schiavone.

En el primer capítulo del duelo Suiza-Williams, ya que su hermana Serena jugó contra la helvética Timea Bacsinszky, Venus acabó con Schnyder, numero 45 del mundo, en una hora y 14 minutos y ahora le espera la israelí Sharar Peer, quien batió a Polona Hercog.

De esta manera, Venus vengó hoy la derrota que sufrió su hermana Serena en este mismo campo del Foro itálico el año pasado al caer en segunda ronda con Schnyder.

La suiza llegaba agotada al encuentro con la estadounidense después del partido agónico de ayer con la argentina Gisela Dulko, que terminó a las 11 y media de la noche y en el que se jugaron dos "tie break".

En las nueve ocasiones que se habían cruzado las dos veteranas, la mayor de las hermanas Williams no había tenido problemas en eliminar a la suiza.

"Los partidos con Schnyder nunca han sido fáciles. La suerte siempre ha caído de mi parte, pero hoy la clave ha sido mantener el control del juego y pegarle fuerte", explicó la número 4 del circuito.

Por su parte, la actual reina del tenis, Serena Williams, en el encuentro que marcó su regreso a las canchas tras tres meses fuera por lesión, derrotó a la joven promesa suiza, de 20 años, Timea Bacsinszky por 7-6 (2) y 6-1.

En una hora y 38 minutos, la estadounidense se deshizo de la joven suiza, aunque a la reina del tenis le costó entrar en el partido y tuvo que remontar un 4-1 en el primer set.

"Entre en el campo pensando que podía tanto ganar como perder. Porque tras una ausencia nunca sabes lo que va a pasar, pero no me presione mucho por lo que estoy muy feliz con esta victoria", explicó Serena.

Ahora, la menor de las hermanas Williams se enfrentará en octavos a la alemana Andrea Petrovic que hoy gano a la checa Petra Kvitova (por 6-3 y 6-4, uno de sus últimos obstáculos hacia una semifinal en la que podría encontrarse a Venus.

La tenista española María José Martínez se clasificó también para octavos tras arrasar por 6-2 y 6-2 a Schiavone en un partido prácticamente perfecto.

Como había temido la italiana, la tenista de Murcia metió en el campo su gran versatilidad de golpes mareando a Schiavone con sus constantes dejadas y subidas a la red y en una hora y 18 minutos sentenció el encuentro.

La sorpresa fue la eliminación de la rusa Dinara Safina, número tres del mundo, que cayó en su debut en segunda ronda a manos de la rumana Alexandra Dulgheru por 6-4- 6-7(5) y 6-1.

Roma se queda sin su reina, pues la rusa demostró en las dos horas y 39 minutos que duró el partido que aún no se ha recuperado de la lesión en la espalda que le obligó a retirarse del pasado Abierto de Australia.

"Tras mi lesión he estado dos meses sin tocar una raqueta y no me he entrenado o jugado lo suficiente antes de llegar a Roma. La verdad es que estoy muy decepcionada", explicó la rusa.

Pasó sin problemas a octavos la número seis del mundo, la rusa Elena Dementieva que venció a la kazaka Yaroslava Shvedova por 6-4 7-5 y se enfrentará a la ganadora entre Ana Ivanovic y Victoria Azarenka, que se disputará más tarde.

También pasaron a octavos la polaca Agnieszka Radwanska, la checa Lucie Safarova, la israelí Shara Peer (ISR), la rusa Nadia Petrova (RUS), la belga Yanina Wickmayer y la eslovaca Dominika Cibulkova.

En este final de jornada se decidirá también quien será la rival de Mártinez Sánchez entre la número dos del mundo, la danesa Caroline Woznicki, y la italiana María Elena Camerín.