Martes, 4 de Mayo de 2010

Euskadi es hoy un país más sosegado, dice Patxi López

Reuters ·04/05/2010 - 13:24h

Un año después de que el Parlamento vasco le eligiera lehendakari, Patxi López hizo el martes balance de su gestión, asegurando que "Euskadi hoy está mejor que hace un año", que es un país "más sosegado" y con mucha menor "crispación en el debate político".

El lehendakari explicó que "a pesar de las voces que auguraban grandes catástrofes" con la llegada de los socialistas al Gobierno vasco, la situación actual es mejor porque "estamos más cerca del final del terrorismo, y tenemos por tanto más libertad".

López, en una comparecencia tras un consejo de Gobierno celebrado de manera extraordinaria en el Palacio de Artea en Leioa (Vizcaya), destacó además que había quedado atrás "el enfrentamiento constante y el conflicto permanente".

"Dedicamos la política y el autogobierno a resolver problemas, no a crearlos", añadió.

Frente al periodo anterior de ejecutivos nacionalistas, López aseguró que su Gobierno ha demostrado que "había otra forma de hacer las cosas, otra forma de gobernar", basada en la utilización del "diálogo, la negociación y la búsqueda de acuerdos".

De la capacidad para lograr consensos, el lehendakari subrayó el acuerdo de "estabilidad institucional" en el que se involucró el PNV seis meses después de que se constituyera el Gobierno socialista y que un año atrás habría sido "impensable".

Para el futuro el lehendakari dijo estar convencido de la posibilidad de llegar a otro acuerdo con el PNV sobre el polémico Plan de Deslegitimación de la Violencia, porque según dijo, "a nadie puede molestar" que las víctimas de la violencia terrorista acudan a los colegios "a contar a nuestros jóvenes esa realidad".

Patxi López también hizo mención a la crisis, "el problema más urgente para la gente". El lehendakari avanzó que los últimos datos apuntan a "un cambio de ciclo" y de "recuperación de nuestra economía", y citó el descenso en casi cuatro mil personas de los registrados en las oficinas de desempleo.

El lehendakari reconoció que su primer año de Gobierno ha sido especialmente "duro y difícil", no sólo porque la crisis ha afectado a la recaudación, sino porque, además, el 70 por ciento del presupuesto estaba "comprometido y gastado" por el Ejecutivo de Juan José Ibarretxe.

"Nos hemos encontrado con mucho menos dinero, pero con muchas más necesidades, y aun así, hemos sabido mantener y mejorar, el nivel de los servicios públicos", señaló.

El dirigente finalizó su balance con una cita de Thomas Jefferson que mencionó no como ejemplo, sino como todo lo contrario: "El árbol de la libertad debe ser regado, de cuando en cuando, con la sangre de patriotas y tiranos".

"Yo quiero que Jefferson se equivoque en Euskadi", explicó el lehendakari, porque "ni yo ni mi gobierno queremos tener nada que ver con una patria que exija la sangre, el dolor o la exclusión de quienes no comulgan con el dogma" y porque "un país es un plebiscito cotidiano que se hace entre todos cada día, con libertad y por acuerdo, en una tarea compartida", dijo.