Martes, 4 de Mayo de 2010

Honda, expedientada por pactar precios en seis concesionarios

Por fijar los precios mínimos de reventa de sus motos, así como los márgenes comerciales que los concesionarios otorgan a sus agentes

SERVIMEDIA ·04/05/2010 - 10:46h

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha incoado expediente sancionador contra Montesa Honda y seis de sus concesionarios, situados en las provincias de Madrid, Guadalajara y Toledo, por presuntas prácticas anticompetitivas consistentes en acuerdos de fijación de precios mínimos de reventa de motos Honda, así como de los márgenes comerciales que los concesionarios otorgan a sus agentes.

Según informó el regulador, con fecha 26 de abril, la Dirección de Investigación de la Comisión Nacional de la Competencia acordó la apertura de un expediente sancionador contra Montesa Honda y seis de sus concesionarios (Barral Moto, Elite Racing, Extremoto Sportcycle, Motol, Motoledo y Soal Motos), por presuntas prácticas restrictivas de la competencia prohibidas en la Ley de Defensa de la Competencia.

Los concesionarios están situados en Madrid, Guadalajara y Toledo

La incoación de este expediente es el resultado de una información reservada abierta por la Dirección de Investigación tras una denuncia, así como de las inspecciones realizadas el pasado 17 de diciembre de 2009, en el marco de dicha información reservada, en las sedes de la compañía y de varios de los concesionarios mencionados.

Como resultado de la información reservada realizada, la Dirección de Investigación ha observado indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por la LDC, consistentes en acuerdos de fijación de precios mínimos de reventa de las motos Honda, así como de los márgenes comerciales que los concesionarios otorgan a sus agentes (o subdistribuidores) por las ventas que realizan éstos, en las provincias de Madrid, Toledo y Guadalajara.

Se abre un plazo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por el Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia, sin que la incoación del mismo prejuzgue la resolución final.