Martes, 4 de Mayo de 2010

Los mosquitos heredan la resistencia al repelente

La inmunidad al DEET en el insecto transmisor del dengue es de origen genético

AINHOA IRIBERRI ·04/05/2010 - 08:20h

Un mosquito de la especie Aedes aegypti' picando a un ser humano. - AINHOA IRIBERRI

Si un mosquito Aedes aegypti pica a un ser humano protegido por DEET, el repelente más común y también el más eficaz, es posible que lo haga porque haya recibido en herencia la resistencia al compuesto y no porque la haya desarrollado él mismo, como se pensaba hasta la fecha. Un equipo de investigadores británicos y suecos publica hoy en PNAS un estudio por el que se demuestra que la insensibilidad al compuesto, que dificulta la lucha contra enfermedades como la fiebre amarilla o el dengue, es predominante en las hembras de este tipo de mosquito.

Para llegar a esta conclusión, los científicos, dirigidos por la bióloga del Centro para el Manejo Sostenible de Plagas y Enfermedades en Hert-fordshire (Reino Unido) Linda Field, observaron a un grupo de mosquitos hembra que, encerrados en una pequeña jaula, tenían la oportunidad de alimentarse de la sangre de un brazo protegido por DEET.

Los que así lo hacían eran resistentes al repelente pero, para determinar si el rasgo era hereditario, se cruzó a las hembras con mosquitos cuya sensibilidad al DEET era desconocida.

Si en el primer grupo el porcentaje de mosquitos resistentes al repelente era de un 13%, sólo una generación más tarde, más de la mitad de los nuevos insectos picaban al ser humano a pesar de la presencia del DEET. Esta situación implica no sólo que la insensibilidad al producto puede ser hereditaria, sino que, además, es la tendencia dominante.

El análisis de los datos demostró también que la insensibilidad al compuesto depende de un solo gen.

Pero, además, los investigadores encontraron el mecanismo sensorial que genera la insensibilidad al DEET, una neurona situada en la antena del Aedes aegypti que responde al repelente de distinta forma según la dosis. Los autores realizaron una prueba para medir la respuesta de la neurona identificada, demostrando que esta reaccionaba de diferente manera al DEET que a otra sustancia que se utilizó como control.

El hallazgo se podría aplicar en el estudio de resistencia a otros repelentes, concluyen los autores.