Lunes, 3 de Mayo de 2010

Medir la presión en casa es más preciso que en el consultorio

Reuters ·03/05/2010 - 20:04h

Por Rachael Myers Lowe

Si piensa que lo mejor es ir al médico para que le controle la presión, un nuevo estudio sugirió que la mejor forma de predecir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) o ataque cardíaco por hipertensión es a través del control sistemático en el hogar.

"El monitoreo hogareño proporciona una mayor cantidad de mediciones sin el efecto del delantal blanco", dijo a Reuters Health el doctor Teemu Niiranen, al hablar del aumento de la ansiedad durante la consulta.

"En su hogar, el paciente se siente más relajado, y eso permite obtener valores que reflejan mejor la presión real del paciente", explicó.

En la revista Hypertension, de la Asociación Estadounidense del Corazón, el equipo de Niiranen, del Instituto Nacional de Salud y Bienestar, en Finlandia, concluyó que medir la presión en el hogar, en comparación con hacerlo en el consultorio, predice con mayor precisión los problemas asociados con las cardiopatías.

La hipertensión es el principal factor de riesgo de la enfermedad cardíaca, ACV y enfermedad renal, y casi uno de cada tres estadounidenses es hipertenso, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades. En el 2006, la hipertensión causó la muerte de 326.000 estadounidenses.

El equipo usó datos de más de 2.000 finlandeses, de entre 45 y 74 años, reunidos entre el 2000 y el 2001. Los participantes aceptaron ser entrevistados, examinados y controlarse la presión en el hogar con dispositivos bien calibrados.

A los siete años, 162 dijeron haber tenido un evento cardíaco no fatal, como un infarto, ACV u hospitalización por insuficiencia cardíaca. Se registraron 37 muertes por enfermedad cardíaca en los 2.081 participantes.

El equipo concluyó que el control hogareño de la presión había sido el mejor vaticinador del infarto, ACV y muerte asociada, debido a la mayor precisión de los valores obtenidos.

El dispositivo utilizado fue el HEM-722c, de Omron, similar al HEM-712c en Estados Unidos, que cuesta unos 70 dólares. Niiranen dijo que el 60 por ciento de los pacientes hipertensos en Finlandia poseen un dispositivo hogareño para controlar la presión.

Aunque el estudio se hizo en Finlandia, Niiranen dijo que los resultados se podrían extrapolar a otros países. Y, dado que fue observacional, el trabajo no pudo determinar si el control hogareño podría salvar vidas.

FUENTE: Hypertension, junio del 2010 (online 12 de abril).