Lunes, 3 de Mayo de 2010

Las ventas de coches de EEUU suben en abri

Reuters ·03/05/2010 - 19:47h

Las ventas de coches en Estados Unidos crecieron en abril, apoyadas en parte por los incentivos, con un leve aumento respecto al año anterior por la profunda recesión.

Ford y Hyundai registraron los mayores rebotes en ventas del cuarto mes del año.

Las ventas de Toyota subieron más de un 24 por ciento, después de ofrecer incentivos a la compra de automóviles por segundo mes consecutivo, para impulsar unas ventas que se habían derrumbado tras las llamadas masivas a revisión de varios de sus vehículos por problemas de seguridad.

Los resultados de Toyota no alcanzaron el pronóstico de Edmunds.com de un alza del 33 por ciento en abril, tras la subida del 41 por ciento de marzo, cuando comenzaron los descuentos.

General Motors registró un crecimiento de un 6,4 por ciento en las ventas, muy por debajo del 20 por ciento estimado para la industria en general, frente al nivel de abril de 2009, cuando el sector se enfrentaba a la quiebra de GM y Chrysler.

"Estamos colocando los cimientos para una fuerte recuperación", dijo el analista de TrueCar.com Jesse Toprak, que añadió que las ventas de abril muestran un lento retorno de la demanda de los consumidores, después de dos años débiles.

"Es lento, pero vamos bien encaminados", apuntó.

Las ventas de Ford aumentaron un 25 por ciento, apoyadas por un salto del 42 por ciento en las ventas de los modelos F-Series y del 41 por ciento en los deportivos Escape.

El analista accionario de S&P Efraim Levy dijo en un informe que las ventas de Ford son "lo bastante buenas" como para ganar participación de mercado en el mes, aunque la desaceleración frente a los niveles de marzo es algo a lo que mirar con atención.

A su vez, las ventas de Hyundai crecieron un 30 por ciento, un récord para la automovilística surcoreana en el mes de abril. Las ventas del sedan Sonata se dispararon un 57 por ciento interanual.

Las ventas de Chrysler ascendieron un 25 por ciento interanual. La empresa se declaró en bancarrota en abril de 2009 y ahora está bajo la administración del grupo italiano Fiat SpA. GM siguió los pasos de Chrysler y se declaró en quiebra un mes después.

ESPERANDO LA RECUPERACION

Las ventas de automóviles en EEUU muestran un leve declive respecto a marzo debido a un recorte de los incentivos, a pesar de los fuertes incrementos interanuales de los estímulos por parte de Toyota.

Los resultados siguen a un fuerte salto de las ventas en abril en España, apoyadas por los incentivos del Gobierno para cambiar los vehículos viejos por nuevos, y a un aumento de un 1,9 por ciento en las ventas en Francia, donde los incentivos se han restringido.

Los fabricantes de coches siguen esperando que la recuperación de la economía estadounidense impulse sus ventas, en lugar de los costosos planes de incentivo que reducen sus márgenes.

"En general, la recuperación económica de Estados Unidos parece bien encaminada, aunque el ritmo no es tan robusto comparado con las recuperaciones posteriores a las guerras", dijo el vicepresidente de ventas para Estados Unidos de GM, Steve Carlisle, en una teleconferencia.