Lunes, 3 de Mayo de 2010

Sampaio urge a la acción para acabar con el miedo y el rechazo religioso

EFE ·03/05/2010 - 07:22h

EFE - En la imagen, el Alto Representante de la ONU para la Alianza de las Civilizaciones, Jorge Sampaio. EFE/Archivo

El alto representante de las Naciones Unidas para la Alianza de las Civilizaciones, Jorge Sampaio, ha urgido hoy a la comunidad internacional a actuar contra el miedo que despierta en algunas sociedades la diversidad religiosa y que conduce a la islamofobia, cristanofobia o antisemitismo.

Sampaio, que no ha acudido por motivos de salud a la reunión de alto nivel sobre "La libertad religiosa en las sociedades democráticas" que hoy y mañana se celebra en Córdoba, ha dicho en un vídeo durante la inauguración que es necesario ser "extremadamente cuidadoso" y evitar estereotipos de todo tipo cuando se intenta comprender los debates sobre pluralismo religioso y democracia.

En su opinión, es importante localizar y reducir los "miedos" y "preocupaciones" que estos temas generan para romper el círculo de "negación y victimización mutua".

Para el alto representante de las Naciones Unidas, el diálogo intercultural es el único medio para convertir la diversidad cultural en una ventaja y, aunque ha reconocido que queda un "largo camino por recorrer" que tiene sus "altos y bajos", se ha mostrado convencido en que siempre es mejor "dar pequeños pasos que quedarse estancado".

Sampaio ha asegurado que el aumento de la diversidad religiosa y el crecimiento de la población musulmana están generando nuevos desafíos en las democracias europeas que deben ser localizados adecuadamente.

Así, mientras la práctica privada de la religión no genera ningún problema en las sociedades europeas, éstas encuentran "dificultades" a la hora de tolerar el ejercicio "libre, público y colectivo" del Islam como religión, ha dicho Sampaio parafraseando al profesor José Casanova.

Sampaio ha indicado que el Islam está tan "asociado" a la idea de la inmigración en Europa que son casi "sinónimos", un hecho que debe ser tenido en cuenta a la hora de abordar estas cuestiones.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, ha indicado que el ejercicio de la libertad religiosa puede generar "debates" e incluso "tensiones" que, en su opinión, se deben al miedo que existe en algunas sociedades a perder su "identidad".

Así, surgen "oposiciones" a la integración que se manifiestan en decisiones como la de Suiza de prohibir la construcción de minaretes en las mezquitas.

El secretario general para la Unión Europea de Turquía, Haluk Ilicak, ha considerado "lamentable" que un "símbolo" religioso, como los minaretes, se politice por cuestiones electorales y ha sostenido que su prohibición vulnera los derechos humanos "además de ser un combustible para la islamofobia".

También se ha referido al caso de las polémicas viñetas de Mahoma realizadas por el caricaturista danés Kurt Westergaard y ha indicado que "la línea entre la libertad de expresión y el discurso de odio es muy fina".

Por su parte, la subsecretaria del Ministerio de Justicia, Purificación Morandeira, ha opinado que mucha veces se "visten como religiosas acciones que son bien distintas a la religión", por lo que ha pedido "responsabilidad" a los líderes religiosos.