Lunes, 3 de Mayo de 2010

El líder norcoreano viaja a China en busca de apoyos

Reuters ·03/05/2010 - 10:51h

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, viajó a China según distintos medios buscando asistencia económica y protección de su único aliado importante, tras fallidas políticas internas y demostraciones militares que han exasperado a la región.

China ha apoyado desde hace décadas a los líderes norcoreanos. Los analistas han dicho que aún cuando Pekín se estaría hartando de su provocador vecino, estaría dispuesto a brindar fondos a Kim para prevenir el caos en su frontera común.

Kim, consciente del predicamento de China, exigirá alicientes para controlar a su Ejército y para regresar a las negociaciones internacionales de desarme nuclear cuyo anfitrión es Pekín, dijeron analistas.

El misterioso líder entró en China antes del amanecer en su tren blindado y se dirigió a la ajetreada ciudad portuaria de Dalian, según dijeron responsables citados por la agencia de noticias Yonhap.

En su último viaje en 2006, Kim recorrió los centros industriales de China para obtener una impresión de primera mano de los motores que impulsan el crecimiento económico de la potencia asiática.

Dalian, una ciudad industrial reconstruida que ha atraído importante inversión extranjera, es un símbolo del desarrollo que los líderes de Pekín han propuesto durante años a Kim y su padre, el fundador del Estado norcoreano Kim Il-sung, para revivir la moribunda economía de su país.

Un agente de reservas en el hotel Furama en Dalian, donde se cree que Kim se hospedaría, dijo a Reuters que no estaba aceptando reservas para el lunes debido a "un acontecimiento".

Una carretera que conecta a Dalian fue bloqueada para el tráfico normal y había una fuerte presencia policial cerca de una zona fabril.

No se ha tenido confirmación sobre el viaje, y los periodistas situados junto a la línea férrea en Dandong que el tren especial de Kim debería usar para entrar en China, fueron expulsados del área por agentes chinos de seguridad justo antes del supuesto cruce.

La visita sería el primer viaje de Kim al extranjero desde que sufrió una supuesta apoplejía en 2008. Los analistas también se preguntan si el hijo menor de Kim, Jong-un, podría habérsele unido para que él pudiera presentarlo en Pekín como su heredero.