Lunes, 3 de Mayo de 2010

EEUU busca a los responsables del atentado fallido en Nueva York

Reuters ·03/05/2010 - 08:00h

Los investigadores revisaban el lunes pruebas en busca de los responsables de un atentado fallido con coche bomba en Times Square, en Nueva York, y varios responsables se mostraron optimistas con que los culpables serán encontrados.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo que no hay pruebas que relacionen a Al Qaeda o a alguna organización extremista con el atentado fallido del sábado por la noche, que provocó la evacuación del ajetreado distrito comercial y de espectáculos.

"Es desafortunado que ocurriera esto. Confío en que descubriremos quién lo hizo", declaró Bloomberg a los periodistas a las puertas de un restaurante en Times Square.

El comisario de Policía de Nueva York, Raymond Kelly, dijo que un hombre blanco de entre 40 y 50 años aparecía en unos vídeos de seguridad, donde se le veía quitándose una camisa oscura a casi media manzana de donde apareció el vehículo con el motor en marcha y los intermitentes encendidos.

Bloomberg cenó con el agente de policía Wayne Rhatigan, que fue alertado por un vendedor callejero sobre un coche de marca Nissan en la calle 45 Oeste cerca de Broadway.

Unos talibanes dijeron en Pakistán que habían colocado la bomba para vengar la muerte en abril de los dos principales líderes de Al Qaeda en Irak. Pero Kelly dijo que "no hay pruebas" que respalden esa afirmación.

Los investigadores revisaban las grabaciones de las cámaras de seguridad del área y un artefacto que contenía propano, gasolina y fuegos artificiales después de que se encontrara la bomba en el coche en un momento en el que Times Square estaba lleno de turistas y público de los teatros de la zona.

El presidente Barack Obama recibió actualizaciones regulares sobre el incidente mientras visitaba Luisiana para evaluar la respuesta al enorme derrame de petróleo en el Golfo de México.

"Vamos a hacer todo lo que sea necesario para proteger al pueblo estadounidense, para determinar quién estuvo detrás de este acto potencialmente letal y para que se haga justicia", dijo Obama, a quien acompañó en el viaje su jefe antiterrorismo, John Brennan.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, calificó el incidente como "un potencial ataque terrorista", pero ella y otros responsables se abstuvieron de decir si había alguna relación con grupos islamistas o con una causa doméstica en Estados Unidos.

La seguridad en los aeropuertos de la Costa Este estadounidense fue reforzada tras el incidente para detectar posibles artefactos explosivos ubicados en vehículos en esos lugares y en espacios públicos con mucha gente, dijo un responsable del Departamento de Seguridad Nacional.

Nueva York y sus 8 millones de habitantes han estado en alerta desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando aviones comerciales secuestrados por extremistas de Al Qaeda se estrellaron contra las torres gemelas del World Trade Center, causando más de 2.600 muertos.