Lunes, 3 de Mayo de 2010

El doble crimen del 'rating'

Se mantendrá la presión sobre España

ERNESTO EKAIZER ·03/05/2010 - 08:30h

Subida del Producto Interior Bruto del 0,1%, crecimiento cero o caída del 0,1% en el primer trimestre de 2010? El Instituto Nacional de Estadística (INE) hará público el dato de avance del PIB del primer trimestre el miércoles 12 de mayo, pero el Banco de España lo hará antes, esta misma semana. Con todo, la Encuesta de Población Activa (EPA) de enero a marzo ya anticipa que la economía no se ha movido lo suficiente entre el cuarto trimestre de 2009 y el primero de 2010 como para esperar cambios significativos. Más bien todo lo contrario: una economía donde se consolida la tendencia al estancamiento.

Zapatero sueña con lograr un crecimiento de una décima en el PIB

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cruzaba los dedos con la ilusión de que esta vez, a diferencia del último trimestre de 2009, la economía española crezca al menos una décima sobre el trimestre anterior, lo que paradójicamente no fue posible en aquella oportunidad, mira por dónde, por la propia política de Zapatero, es decir, a causa del frenazo del consumo público promovido por el Gobierno.

¿La destrucción de empleo en los primeros tres meses de 2010 supone definitivamente que la décima de crecimiento que esperaba Zapatero como agua de mayo, nunca más oportuno, se ha vuelto a frustrar? No todos los analistas lo creen. El servicio de estudios del (BBVA), por ejemplo, ya advertía a principios del mes de abril que el mercado laboral seguía dando muestras de debilidad en el mes de marzo y estaba lejos de presentar una mejora significativa durante el primer trimestre del año. A pesar de ello, vaticinaba que la economía crecería un 0,1%, en lo que sería el primer aumento intertrimestral desde mediados de 2008.

Pero si se deja a un lado tanto esta décima, insignificante desde el punto de vista económico real, como la cifra de paro registrado durante el mes de abril, sobre la cual se asegura que, factores estacionales mediante, reflejará una reducción del desempleo, el problema es que la presión de los mercados sobre España se mantendrá incluso después de la tregua que supondrá la formalización del paquete de ayuda crediticia a Grecia. Porque habiéndose desplazado el epicentro de la crisis mundial a los problemas de riesgo soberano, la vara de medir fundamental es ahora la evolución del déficit fiscal.

El déficit evitó la caída en una Gran Depresión y ahora es el mayor castigo 

Es una situación perversa. El déficit ha sido el instrumento fundamental para salvar al sistema financiero mundial y evitar una Segunda Gran Depresión. Y ahora las agencias de rating que extendieron el certificado de solvencia AAA a los productos financieros basados en hipotecas subprime utilizan ese déficit fiscal como un auto de procesamiento para llevar al banquillo a los países que para compensar la parálisis del sector privado han apelado al gasto público a fin de evitar el colapso.

"Espero que Japón y Europa endurezcan sus normas para prevenir que las agencias nos maten doblemente, en la fase ascendente con ratings temerarios para los préstamos subprime, y ahora, durante la recesión, con las temerarias rebajas de calificación de la deuda de los gobiernos que hacen las cosas bien", advierte Richard Koo, economista jefe del Instituto de Investigación del banco japonés Nomura.