Domingo, 2 de Mayo de 2010

El seleccionador de Sudáfrica lamenta no jugar más amistosos

Reuters ·02/05/2010 - 10:23h

El técnico de la selección de fútbol de Sudáfrica, Carlos Alberto Parreira, expresó el viernes su frustración por la dificultad de programar encuentros amistosos previos al Mundial.

Obstaculizados por una mala planificación por parte de la federación de Sudáfrica, los "Bafana-Bafana" regresaron el viernes a su país, tras realizar un período de entrenamiento en Alemania, con la idea general de que aún deben mejorar mucho.

"Yo te digo la verdad, hemos trabajado muy duro en Alemania como para que solo un equipo de primera división juegue con nosotros. Incluso (pedimos) al equipo reserva del Bayern de Munich, pero nadie quiere jugar con nosotros", dijo Parreira en rueda de prensa.

La nube de ceniza provocada por un volcán islandés, que afectó gravemente el transporte aéreo, le añadió a Parreira más problemas con China y Estonia, al tener que cancelar sus amistosos en Alemania.

Sudáfrica jugó la última semana con Corea del Norte y Jamaica, logrando un empate sin goles con los asiáticos y un triunfo 2-0 ante los caribeños. Esta consiste solamente la tercera victoria del equipo en sus 16 últimos partidos.

El entrenamiento incluyó exclusivamente a los jugadores de la liga doméstica, pero los problemas de Parreira se ven agravados por el hecho de que la mayoría de los jugadores sudafricanos que juegan en Europa pasan la mayor parte de su tiempo en el banquillo de sus clubes, sin ritmo de competición.

ENTUSIASMO LOCAL

La FIFA y los organizadores del Mundial han expresado su preocupación por un mal resultado por parte de Sudáfrica, que en caso de no pasar de la fase de grupos supondría un revés en el intento de que los habitantes del país anfitrión se entusiasmen con la cita.

De ser eliminados en esta instancia, los "Bafana-Bafana" serían los primeros organizadores de un Mundial que no acceden a octavos de final.

Parreira ha pedido a la gente "ser realista" sobre las posibilidades del equipo local.

Cientos de aficionados con sus clásicas trompetas vuvuzelas dieron la bienvenida al equipo cuando aterrizó el viernes en Johannesburgo.

El centrocampista Teko Modise dijo a los periodistas que el equipo estaba jugando bien, pero que necesitaba solucionar su falta de gol.

"Creo que lo único que nos falta ahora es marcar goles. Marcar goles nos dará más confianza", dijo.

El también centrocampista Siphiwe Tshabalala se mostró de acuerdo.

"Como equipo hemos estado mejorando la defensa (...) pero creo que tenemos que empezar a ir más hacia adelante y marcar goles", agregó.

Sudáfrica espera jugar en mayo amistosos contra Bulgaria, Colombia y Dinamarca, antes de su debut en el partido inagural del Mundial ante México el 11 de junio.

El Grupo A del Mundial lo conforman además Francia y Uruguay.